La devota y popularizada festividad patronal de San Cayetano

La Parroquia chivilcoyana, en honor de dicho santo, nació como Centro Parroquial San Cayetano, el 7 de agosto de 1977, hace ya, 45 años transcurridos

Cada 7 de agosto, la Iglesia Católica, celebra la devota y popularizada festividad de San Cayetano, el santo patrono de la Divina Providencia, la Salud, el Pan y el Trabajo, quien fuera un sacerdote y jurisconsulto italiano, que viera la luz, en 1480, y falleció en 1547. Fundador de la orden regular de los clérigos Teatinos, constituyó a lo largo de su noble y piadosa existencia, un ferviente y valeroso defensor y difusor de la doctrina cristiana, el amor hacia el prójimo, la paz, la verdad, la justicia y, los bellos y sublimes valores evangélicos.

El 7 de agosto de 1977 – hace ya, 45 años transcurridos -, hubo de colocarse la “piedra fundamental”, de la futura capilla en honor de San Cayetano, ubicada sobre la avenida Monseñor Miguel de Andrea Nro. 25, de nuestra ciudad; una feliz y ponderable iniciativa, que surgió a través de un grupo de vecinos, de la avenida Dr. Antonio de Tomaso y la Escuela primaria Nro. 23 “Almirante Guillermo Brown”, encabezado por los señores Guillermo Orestes Muscolino y Simón Yapor. Dicho grupo, venía desarrollando, desde un buen tiempo antes, toda una ardua e infatigable labor misionera, dentro de aquel sector geográfico chivilcoyano, con diferentes visitas, a domicilios y hogares, de la zona, llevándoles un mensaje bíblico y cristiano, de fe, fraternidad, solidaridad y esperanza. Ese 7 de agosto de 1977, se depositó la “piedra fundamental”, y se ofició, asimismo, una celebración litúrgica, en las instalaciones de la Escuela Nro. 23.


Nació así, el Centro Parroquial San Cayetano, dependiente de la Parroquia San Pedro Apóstol, la cual, se hallaba bajo la conducción, del siempre recordado sacerdote, presbítero, monseñor Gregorio López (1927 – 1999). Seguidamente, se inició la edificación del templo, en un terreno que se había adquirido con anterioridad, y estaba situado en la primera cuadra de la avenida Monseñor Miguel de Andrea. La citada tarea, a cargo del constructor Antonio Casella, se fue cumpliendo, de modo intenso e ininterrumpido, durante varios meses, y avanzados ya, los respectivos trabajos y la obra, ese mismo año 1977, para el 24 de diciembre, se llevó a cabo una misa de Nochebuena, que hubo de oficiar, el querido e inolvidable sacerdote, presbítero Cayetano Migale (1943 – 2011).

En el mes de agosto de 1983, se inauguró en la fachada de la capilla, la Cruz de la Paz y la Reconciliación, con motivo del anunciado retorno al orden constitucional y el sistema democrático y republicano, después de la etapa de facto, denominada “Proceso de Reorganización Nacional”, y el 8 de febrero de 2004, el Centro, hubo de alcanzar el rango de Cuasi Parroquia.

Finalmente, el 20 de mayo de 2007 – hace ya, 15 años -, mediante un decreto del Obispo de Mercedes – Luján, monseñor Rubén Di Monte, se lo declaró, solemnemente, Parroquia San Cayetano.

A lo largo de más de cuatro décadas, la Parroquia, puesta bajo la advocación del santo patrono del Pan y del Trabajo, ha venido desenvolviendo, una firme y fecunda actividad religiosa, al servicio de la comunidad, en medio de aquella numerosa barriada, de nuestra ciudad de Chivilcoy.

Y nosotros, en una décima, a San Cayetano, le decimos: Querido San Cayetano, / de un modo tierno y ferviente, / pedimos, humildemente, / la protección de tu mano. / Qué en nuestro andar cotidiano, / siempre seas luz y guía, / y nos des, como alegría / floreciendo desde abajo, / la bendición del trabajo / y el buen pan, de cada día.

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.

Germán Carlos Nicolini, máster en P. C. e Informática, secretario del Archivo Literario Municipal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.