Agustina murió al tomar éxtasis: «Fueron cinco minutos que ella no se los va a perdonar nunca. Todos tenemos esos minutos pavos en la vida»

María Agustina Di Martino, de 28 años, murió este fin de semana, luego de sufrir un edema cerebral durante una fiesta electrónica en un boliche de la localidad de Malagueño, en Córdoba.

La chica era oriunda de la localidad de Río Segundo, donde trabajaba en el laboratorio bioquímico de su madre.

De acuerdo a lo informado por los investigadores a medios locales, Di Martino sufrió una intoxicación con metanfetaminas. A las 07:00 del domingo, la joven llegó al centro de salud ubicado en la localidad de Santa María de Punilla, y allí se constató que tenía un edema cerebral y su estado era crítico.


“Era un ser de luz, era la persona más buena del mundo”, dijo a Noticiero Doce Marcia Bujedo, amiga de Agustina. En medio del duelo, la joven recordó sus últimos momentos juntas.

“Fui a despedirme de ella y le dije: ‘Yo te dejo ir, te perdono, pero lo vamos a hablar a esto’”, contó conmovida.

De acuerdo con el relato de la joven, Agustina no consumía alcohol. “Iba a un grupo de la Iglesia, era coordinadora de unos nenes y le encantaba”, contó. La chica tenía dos hermanos y trabajaba en el laboratorio bioquímico que tiene su madre.

Hacía tan solo 15 días se había mudado a su nueva casa y estaba en pareja. “Fueron realmente cinco minutos que ella no se los va a perdonar nunca. Todos tenemos cinco minutos pavos en la vida, a algunos les sale bien y a otros, mal”, expresó Bujedo. “Era un sol mi amiga, tan buena que donó sus órganos y seguramente debe haber ayudado a salvar muchas vidas”, detalló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.