Estás leyendo

“Si el esposo de una funcionaria municipal es uno de los propietarios, yo como intendente le pido la renuncia, pero yo no soy el intendente”

Poggi

 

Sobre los expedientes aprobados para la ley de hábitat y la comparación entre el precio de dos quintas de similares características aprobadas recientemente y las adquiridas para el Plan Procrear con fondos públicos.

 

“Podemos discutir algunas cuestiones éticas, pero no hay nada ilegal, además acompañó afirmativamente la oposición”

 

En la sesión del pasado jueves 12 de noviembre, se trataron seis expedientes sobre particulares que adhiriéndose a la ley de hábitat le posibilita dividir el terreno y venderlos dándole un porcentaje al municipio y que ajusta los precios al ProCreAr.

 

 

En principio, los concejales y departamento ejecutivo encabezado por Darío Speranza, enviaba los expedientes sin la documentación requerida y esto fue rechazado por la oposición indicando que para el tratamiento debería estar la documentación completa.

 

 

En ese lapso, se anuncia en plena campaña, el plan “Mi primer Terreno” que nunca fue tratado en el Concejo Deliberante. En ese tiempo también desde una inmobiliaria salían a la venta, utilizando el plan municipal “Mi primer Terreno” lotes que recién hace quince días fueron aprobados en el Concejo. Es decir, de un plan que no se trató, había alguien que utilizó el nombre de municipio en negocios privados.

 

 

En la sesión del 12 de noviembre, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un total de seis proyectos de generación de suelo urbano para posterior construcción de viviendas únicas, a través de la Ley de la Hábitat. Los seis expedientes que estuvieron incluidos en el Orden del Día corresponden a distintos emprendimientos privados ubicados en distintos sitios de Chivilcoy que generarán un total de 417 parcelas, de las cuales, 47 serán cedidas a la Municipalidad de Chivilcoy.

 

 

Todos los lotes solo podrán ser vendidos para la construcción de viviendas únicas según lo establece la Ley de Hábitat de la provincia de Buenos Aires sancionada en el 2013 y a la que el Municipio adhirió a fines del año pasado. En estos proyectos, los privados deciden lotear quintas y otros predios bajo las condiciones establecidas por dicha ley. Las condiciones y requerimientos para cada particular, quedan a consideración del Ejecutivo municipal.

 

 

En esta oportunidad se aprobaron los convenios presentados por Bertone-Dellepiane, que generará un total de 25 parcelas, de las cuales 4 serán para el Municipio, ubicadas en calle 13, entre calles La Rica y Gorostiaga; Aldo Chá, con un total de 72 parcelas (11 para el Municipio), en calle 8, entre General Rodríguez y Bouchardo; Eduardo Nicieza- Mugica, que generará 86 parcelas de distintas dimensiones (8 para el Municipio), en Padre Zacarías, entre Boquerón y Emilio Mitre; Susana Rimmer y Karina Serrano, con un predio ubicado en calle 89, entre avenida Tres de Febrero y Boquerón, del cual saldrán 87 parcelas (8 para el Municipio); el de Fabián Miguel Simone, en calle Ibarra, entre Italia y Av. Echeverría, con 58 parcelas (8 para el Municipio); el de Compañía Fiduciaria, en Antártida Argentina, entre La Rica y Gorostiaga; con 87 parcelas (8 para el Municipio).

 

 

Según se informó, los valores del metro cuadrado oscilaría en los $720 a $730, que llevaría el valor de un terreno de 10 x 27 metros (habilitado para el Plan Familia Propietaria) a unos $195.000 aproximadamente.

 

 

 

Todos estos terrenos podrán ser ofrecidos por los privados adheridos al convenio por Ley de Hábitat a dichos valores pero solo a quienes procedan a construir una vivienda familiar y única. En tanto, los terrenos del Municipio, que también los deberá someter a las mismas condiciones, serían sorteados entre las personas inscriptas al plan Mi Primer Terreno, el próximo 18 de diciembre.

 

Desde la oposición se planteó que los requerimientos para cada emprendimiento no eran equitativos, ya que por ejemplo a la quinta de Simone, adquirida en el año 1984, se le exigieron los lotes mas grandes de 37 x 10, mientras que el resto eran los mínimos que permite la ley que es de 27 x 10. Además, Simone la da a la municipalidad la misma cantidad de parcelas, pero no se tuvo en cuenta que eran menos lotes que obtenían en la división y más metros cuadrados. Se pidieron explicaciones sobre la reglamentación que habían utilizado para hacer éstas diferencias y las explicaciones del oficialismo no fueron sólidas ni convincentes para la oposición.

 

 

Además, se planteó que sin bien se ajustan a la ley, no habían tenido en cuenta que excepto la de Simone y Aldo Cha, todas fueron adquiridas en paralelo a la adhesión a la ley de hábitat y la posterior aprobación. Incluso al momento de aprobarse en sesión, existía una escritura que aún estaba en trámite.

 

Por tal motivo, consultamos al Presdiente del Concejo Deliberante sobre este tema y Ovidio pollaroli indicó que el encargado del tema de hablar sobre eso, era el Concejal Pablo Poggi quien se encargó de explicar algunas cuestiones alusivas a las aprobaciones de los expedientes.

Primeramente, Pablo Poggi aclaró: “No es una cuestión ilegal, hubo observaciones que se hicieron pero se cumplió con todas las normativas que exige el consorcio urbanístico, no veo ningún tipo de ilegalidad. Podemos discutir algunas cuestiones éticas, pero no hay nada ilegal, además acompañó afirmativamente la oposición”.

 

 

Si bien es cierto que la oposición había observado ciertas cuestiones, después lo acompañó con el voto afirmativo, argumentando que ponían en riesgo a las familias que de buena fe habían comprado lotes, que serían alrededor de 30.

 

 

En este sentido, la oposición hizo un llamado de atención al Ejecutivo municipal, ya que se había utilizado el nombre del municipio y el Plan Mi Primer terreno, antes de ser tratado y aprobado en el Deliberativo Local, reclamando así que no cuidaron a los compradores de buena fe y aclarnado que esos emprendimientos no son un Plan Municipal sino emprendimientos privados adheridos a la ley.

 

Poggi consultado sobre si se investigan los propietarios de esas quintas, indicó “Se dio una interpretación por una escritura, pero estaba el informe de dominio hecho en tiempo y forma, después en relación a los propietarios es responsabilidad de los particulares no nuestra, a nosotros nos llega el consorcio para aprobar y se aprueba o no, depende si cumple con la normativa que exige la ley se aprueba, no hay nada que impida pueda hacerse, no entiendo la crítica que se hizo al respecto”.

 

 

Además señaló “De existir observaciones, como lo planteó la concejal Zaccardi o el concejal Britos, de índole legal no lo hubiesen acompañado, pero lo hicieron. No es incompatible con la ley. Todo fue aprobado e ingresaron a la ley. No se rechazó a ningún dueño de mayor antigüedad, sino que se aprobaron, todos los dueños ingresaron e incluso se aprobaron sus expedientes”.

 

 

“También hay trámites en la Secretaría de Asuntos Legales que deben terminar de cumplimentar los requisitos”, agregó.

 

 

Consultado sobre si no les había llamado la atención que 4 de 6 expedientes se hayan comprado en paralelo a la adhesión a la ley y el lanzamiento del Plan Mi Primer Terreno, señaló “Desconozco si hay personas que quisieron ingresar a la ley de hábitat y las razones por las que no pudieron, asimismo tampoco es mi responsabilidad investigar quienes son los dueños de los terrenos, no tengo porqué buscar el nombre de alguien y si cumple con la norma porque para mí son vecinos, ya sería una cuestión ética los apellidos, pero no legal”.

 

 

Sobre la relación entre los dueños de las quintas y la relación con una funcionaria muncipal, explicó “Si en los mismos seis expedientes hay personas vinculadas entre sí, ya es una cuestión ética no hay nada ilegal. Si corresponde o no corresponde, está bien o está mal, es otro plano de discusión, pero el cuerpo votó una normativa totalmente legal y dio cumplimiento dentro del marco de la ley”, subrayó.

 

 

Seguidamente y teniendo en cuenta que en un expediente se encuentra como vendedor el esposo de la Secretaria Privada de Darío Speranza y en otro un ex Funcionario municipal, entre otras observaciones. Poggi enfatizó: “Desde el punto de vista ético, si el esposo de una funcionaria municipal es uno de los propietarios, yo como intendente le hubiese pedido la renuncia a esa funcionaria antes de firmarlo, pero yo no soy el intendente, en todo caso esa respuesta debe darla él”.

 

 

Preguntado por dos quintas que el municipio adquirió para el Pro.Crea.Ar. y que tienen similares característica a dos expedientes aprobados en dicha sesión que tuvieron un costo para los propietarios de $ 500 mil y $ 750 mil pero se pagaron más de $ 8 y $ 6 millones con fondos públicos, y si esto le había llamado la atención por la diferencia de más de $ 7 millones y medio más, respondió: “Cuando se aprobaron las quintas del Pro.Cre.Ar., no estaba en el cuerpo de concejales en ese momento, sí que me llama la atención, pero yo no lo voté, no acompañé, no estaba como concejal y nunca aprobé nada que esté fuera de la ley”.

 

 

Refiriéndose a la Ley de Hábitat y los expedientes aprobados, señaló “Acompañé estos expedientes de la ley de hábitat porque es una ley extraordinaria, ante todo, y no hay nada ilegal. No existe nada que lo impida, nada ilegal, es así y si alguien puede comprar tierras e ingresar, está permitido”, remarcó.

 

Sobre la diferencia de dinero en los expedientes aprobados para la Ley De Habitat y los del ProCreAr: “Deben hacerse cargo los concejales que aprobaron la compra, no violaron la ley, se hizo un negocio, aunque en todo caso, tendrá que dar respuestas el responsable del área”, concluyó.

 

 

Volviendo al tema ético, expresó “Si algún funcionario o ex funcionario, apellido en particular es dueño de los terrenos, habría que hacer una ordenanza donde se les prohíba a esos vecinos comprar tierras, sino no existe otra manera de solucionarlo porque en todo caso sería ético el problema, ya ingresamos en otro terreno más de lo filosófico, después desde lo legal, es legal porque está dentro del marco de una ley”, dijo, y añadió: “No puedo impedirle a un particular que haga un negocio, que venda un pedazo de tierra, compre un terreno”.

 

 

“Fue mucha la cantidad de expedientes que votamos haciendo excepciones de obras particular y hay apellidos también ahí, son vecinos también pero están dentro del marco de la ley, aunque desde ya que no votaré nada fuera del marco de la ley, no lo acompañaré”, sostuvo.

 

 

Además, insistió: “Si lo sacamos del marco de la ley, tenemos que hablar de filosofía no de política, si corresponde o no corresponde”.

 

 

Más allá de que es cierto que Poggi no era concejal en el momento que el Municipio adquirió las quintas del Pro.Cre.Ar, preguntamos si conociendo ahora la diferencia entre las quintas con similares características pero con una importantísima diferencia de dinero, Poggi dijo “Gastar $ 7 millones y medio es un problema ético, yo no estaba en el cuerpo en ese momento así que no puedo hablar ni opinar, deben hacerse cargo los concejales que aprobaron la compra, no violaron la ley, se hizo un negocio, aunque en todo caso, tendrá que dar respuestas el responsable del área”, concluyó.

Articulos relacionados

One Thought to ““Si el esposo de una funcionaria municipal es uno de los propietarios, yo como intendente le pido la renuncia, pero yo no soy el intendente””

  1. La ética

    En su ética nicomáquea Aristóteles identifica como finalidad suprema la felicidad individual y colectiva. Para alcanzarla, sitúa a la razón, la virtud y la prudencia por encima de las pasiones ya que para él los seres humanos viven en sociedad y sus actitudes deben ser dirigidas hacia un bien común.

Dejar un comentario