Serán 24 bancas que se renuevan en el Senado y las 127 de la Cámara baja

Este domingo, fuerzas políticas resolverán sus pulseadas internas entre más de una lista de candidatos a diputados y senadores en varios distritos. Los que pasen esa instancia competirán en las elecciones generales del 14 de noviembre por las 24 bancas que se renuevan en el Senado (un tercio de las 72 que componen el pleno) y las 127 de la Cámara baja (poco menos de la mitad de las 257).

De cara a esa definición, el oficialismo arriesga más que la principal coalición opositora en la Cámara alta, mientras que en Diputados se da la situación inversa, al concluir este año los mandatos de los legisladores que ingresaron en 2017, cuando Juntos por el Cambio era oficialismo y se impuso en buena parte del país.

La elección de senadores nacionales de noviembre será en ocho provincias: Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Chubut, Tucumán, Corrientes y La Pampa. Elegirán tres senadores cada una, dos por la mayoría y uno por la primera minoría, con mandato hasta 2027.


En ese contexto, el bloque del Frente de Todos que en los hechos lidera la vicepresidenta Cristina Kirchner pone en juego 15 de las 41 bancas que tiene actualmente y que le permiten manejar con comodidad la agenda y los tiempos del Senado.

Debido al método de elección de los senadores (distinto del sistema D’Hont que usa Diputados y que se basa en la cantidad de votos) y a la identidad política de las provincias que determinarán la nueva integración de la Cámara, el oficialismo apuesta a retener al menos 37 de esos 41 escaños para seguir siendo mayoría.

Por su parte, el interbloque de Juntos por el Cambio arriesga 8 de las 26 bancas que reúne gracias a las alianzas con el puntano Claudio Poggi, el sanjuanino Roberto Basualdo y la santafesina María Alejandra Vucasovich, cuyo lugar es uno de los que se renuevan este año.

Con 25 votos la oposición bloquea en el Senado la posibilidad de que el oficialismo alcance los dos tercios -número que permite, entre otras cosas, acelerar la aprobación de un proyecto- aún con alianzas circunstanciales, y apunta en estas elecciones a ganar algo más de terreno.

En las PASO, las provincias que podrían ofrecer un panorama para las generales de noviembre, en lo que respecta al Senado, son Córdoba (Juntos por el Cambio tiene más de una lista y la disputa final será tripartita, con el Frente de Todos y el gobierno provincial de Juan Schiaretti), Santa Fe, Tucumán y Corrientes (las dos alianzas tienen internas en esos distritos).

Qué se juega en Cámara de Diputados

Los 24 distritos que componen el territorio nacional elegirán en noviembre 127 representantes para la Cámara de Diputados, en total. La provincia de Buenos Aires es la que más bancas renueva, con 35, seguida por la Ciudad de Buenos Aires con 13, y Córdoba y Santa Fe, con 9 cada una.

Por Mendoza, al igual que por Entre Ríos, ingresarán cinco diputados; Chaco y Tucumán elegirán cuatro cada una; San Luis, San Juan, Salta, Jujuy, Corrientes, Misiones, Neuquén, Catamarca, Santiago del Estero, Santa Cruz y La Pampa renovarán tres por cada distrito y La Rioja, Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego y Formosa, dos.

La bancada oficialista que encabeza Máximo Kirchner pone en juego 51 de las 119 bancas que tiene actualmente y que dejan al Gobierno a solo 10 votos de tener mayoría. En tanto, el principal interbloque opositor arriesga 60 de sus 115 escaños.

Desde esa base, cualquiera de los dos espacios puede aspirar a los 129 votos que facilitan el control de la Cámara aunque, a diferencia del Senado, aquí hay una mayor presencia de bloques minoritarios -provinciales o de terceras y cuartas fuerzas electorales- que obligan a un reparto más amplio de los lugares en juego.

No obstante, la pulseada más importante se da entre los dos bloques dominantes. De las 127 bancas en juego, el 53% pertenecen a Juntos por el Cambio y el 42% al Frente de Todos.

En las PASO, la disputa por la Cámara de Diputados tendrá dos escenarios principales: en la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. En ambos distritos Juntos por el Cambio definirá la lista de candidatos que se presentará en noviembre entre más de una opción a la vez que se medirá con un Frente de Todos unificado.

En la Provincia, el oficialismo presenta lista única encabezada por Victoria Tolosa Paz, mientras que Juntos por el Cambio somete a la urnas las opciones de Diego Santilli o Facundo Manes. En la Ciudad, el Frente de Todos apuesta por Leandro Santoro y la coalición gobernante a nivel local lleva tres precandidatos: María Eugenia Vidal, Ricardo López Murphy y Adolfo Rubinstein.

Juntos por el Cambio tendrá internas en casi todas las demás provincias, incluyendo Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Por su parte, el Frente de Todos logró listas de unidad en buena parte del país, con algunas excepciones significativas como son las de Santa Fe y Tucumán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *