Estás leyendo

Secretaría de Salud: Dengue, medidas de prevención

12591874_1013481895360733_134108493_o

“Es una enfermedad donde la participación de la comunidad es fundamental para poder controlar y evitar que se desarrolle”, sostuvo Caprara

 

El Dr. José Caprara, Secretario de Salud de Chivilcoy acudió a la convocatoria de la Ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, frente al riesgo de una epidemia de dengue, donde participaron los 135 secretarios y directores de esa área de la provincia de Buenos Aires.

 

“Nos hicieron una exposición breve de la enfermedad, la problemática histórica del dengue y actual. Nos encargaron principalmente la tarea de difundir los medios de prevención y de evitar la reproducción, el criadero del mosquito aedes aegypti. Este insecto tiene características particulares, que lo hacen doméstico y convive con la familia”, explicó el Dr. Caprara en conferencia de prensa.

 

E indicó: “Dentro de las medidas de difusión que nos pidieron implementemos ya nos reunimos con el director de APS, Dr. Juan Manuel Iglesias para diseñar las diferentes estrategias que utilizaremos para informar acerca del dengue”.

 

“Por eso la Ministra de Salud pidió amplia difusión de la campaña contra este mosquito para evitar la enfermedad del Dengue y en dicha reunión nos pidió que necesitamos del aporte de todos los municipios y de todos los bonaerenses para que descacharricen los espacios verdes, fondos, jardines y patios de sus casas”, agregó.

 

“Es una enfermedad donde la participación de la comunidad es fundamental para poder controlar y evitar que se desarrolle y pueda extenderse para tener los casos autóctonos en nuestras ciudades”, dijo, y añadió: “La enfermedad es propia de países donde están con climas más cálidos que el nuestro, países tropicales, subtropicales, pero la característica del cambio climático que imperó en los últimos años hizo que el mosquito se traslade hasta regiones templadas como la nuestra y hayan llegado a distribuirse en toda la provincia de Buenos Aires”.

 

“El dengue se fue instalando como un problema de salud pública en nuestra provincia a fines de los años `90. Entre el año 1998 – 2000 empezó a instalarse como un sistema de salud pública”, concluyó.

 

Al respecto, el Dr. Juan Manuel Iglesias, director de APS, recordó: “Comenzó a aparecer la enfermedad en Argentina, nos están hablando de más de cien casos y en la provincia de Buenos Aires los chicos internados en el Hospital de Niños de La Plata generan una respuesta inmediata del Ministerio y provocan una especie de alerta en general, teniendo en cuenta que el mosquito, se fue extendiendo y llegó en la actualidad a vivir y convivir con nosotros”.

 

“Entre los años 2010 y 2012 colocando las larvitrampas y huevitrampas en los distintos lugares donde podía encontrarse el mosquito en Chivilcoy, sobre veinte lugares que se dispusieron aparecieron ocho con resultados positivos, distribuidas en distintas direcciones de nuestra ciudad indicándonos que el mosquito es un habitante normal de nuestra propia comunidad”, consignó.

 

-¿La fumigación mata al mosquito transmisor del virus?

 

-Tenemos al mosquito y detrás de eso viene el slogan tan conocido por todos ustedes que sin el dengue no hay mosquito. Toda la acción está concentrada en evitar la reproducción del mosquito y su presencia tratando de reducir al mínimo su presencia.

 

Es habitual que la gente nos pregunte porque no fumigan y en realidad cuando eso se hace afecta a los mosquitos adultos, pero las larvas, las ninfas, los huevos, no son afectados por la fumigación. En realidad lo que pretendemos es trabajar con un mosquito domiciliario y es importante porque la gente la gente considera no está en su hogar sino en `Martija´ o en El Salado, pero es un mosquito de vuelo corto, puede estar en la parte baja  de una casa también porque tiene un vuelo relativamente bajo, puede estar debajo de los muebles, bajo los sillones, los pliegues de la cortina.

 

-¿Qué diferencias hay entre un mosquito común y el aedes aegypti?

 

-El mosquito común cuando vuela zumba, pero el  aedes aegypti no lo hace, no tiene ruido. El mosquito común suele ser de hábito nocturno, mientras que, el encargado de provocar el dengue de hábito diurno. Sabemos que coloca los huevos en agua, pero debe ser quieta, no agitada y además debe ser limpia. Es importante saberlo porque muchos piensan que se desarrollará en los zanjones, lagunas, cuando en realidad busca el domicilio, el agua limpia y los lugares oscuros también le atraen, por eso es tan común que todo el trabajo final terminen siendo recomendaciones para no dejar dentro del domicilio los lugares en los que podría desarrollarse el mosquito.

 

-¿Qué lugares busca mayormente la hembra para poner sus huevos?

 

-Apuntamos a hacer desaparecer todos los reservorios, todos los lugares donde pueda acumularse agua. Primero habría que mencionar que el mosquito no solamente vive en el domicilio, si no que tienen algunas otras ubicaciones clásicas de crianza como las gomerías y los cementerios. Son lugares donde se acumulan agua limpia y quieta.

 

En la gomería el mosquito encuentra la mejor ubicación para desovar y colocar los huevos, pudiendo criarse porque las cubiertas expuestas al aire libre acumulan agua de lluvia, es limpia, el lugar está quieto con la oscuridad que precisa el mosquito. Por eso la mayor cantidad de las veces encontramos las larvitrampas positivas. En el cementerio ocurre algo parecido.

 

-¿Y cómo se evita desoven en un domicilio particular?

 

-En nuestro propio domicilio el problema surge afuera y adentro de la casa. Afuera de la casa hay que revisar todos los sectores descubiertos y todo lo que signifique un recipiente que acumule agua es un potencial lugar donde el mosquito puede desovar, asimismo desarrollarse.

 

Lo mismo ocurre con masetas, jarros, tachos, recipiente de la bebida para las mascotas, juguetes de los chicos, hasta una simple tapita de gaseosa sirve como lugar para que desove la hembra y genere la presencia de mosquitos.

 

-¿Cuánto influye la lluvia en tal sentido?

 

-La lluvia es el agua que aporta aquello que necesitan esos recipientes, se acumula y aparece el sitio para que la hembra del mosquito deposite los huevos. En función de eso, las campañas que siempre realizamos son para evitar la presencia de todos los cacharros afuera, hay que dejarlos boca abajo, vaciarlos, relacionar la lluvia con el dengue es una nueva destreza que debemos aprender.

 

Con respecto al interior de la casa es común que haya una especie de altar donde se coloquen flores a algún santo, jarrones con flores. Encontramos en la última oportunidad que colocamos larvitrampas depósitos de huevos en dos domicilios de Chivilcoy dentro de la zona del interior de la casa y en jarrones. Hay que tenerlo en cuenta y no olvidarse creyendo que el mosquito puede estar solamente afuera.

 

-¿Qué síntomas presenta una persona con dengue?

 

-No tenemos denuncia de dengue, pero si sabemos que hay casos en la provincia de Buenos Aires, que no es autóctono sino que es foráneo. La mayoría de las veces los pacientes que tenemos en nuestra ciudad vienen de zonas más tropicales y hay que averiguar muy bien cuando nos enfrentamos a un caso parecido a la gripe. Básicamente la persona con dengue tiene una fiebre importante y además es acompañada de dolores de cabeza, cuerpo, fundamentalmente óseo articulares.

 

Otra sintomatología que acompaña es una especie de gripe, aunque sin síntomas respiratorios. Hay formas graves de dengue a las que le tenemos miedo y es la hemorrágica producto de una reinfección por otra sepa, teniendo en cuenta que el dengue no es provocado por el mosquito, sino por el virus que lo transmite.

 

-¿Cuántos virus hay?

 

-Hay cuatro clases de virus capaces de provocar la enfermedad, están tipificados, y se puede llegar a tener cuatro veces aunque a medida que se reinfecta las sintomatologías son peores, más graves y las formas hemorrágicas surgen de los reinfectados casi siempre.

 

-¿En qué consiste vuestro mensaje?

 

-No solamente queremos decir a la gente que existe el dengue, sino que aprendan a sacar los cacharros, los chicos recoger los juguetes y pensar que hay dengue después de la lluvia, aunque estemos en verano, en invierno, en nuestro país es de principio de noviembre hasta mayo. Pero hay que trabajar también en las etapas intermedias, cuando no hay, y hacerlo a través de la educación con las colonias e instituciones de la ciudad.

 

Son medidas simples, fáciles de hacer y muy efectivas porque disminuyen la multiplicación del mosquito. En relación al agua que se deja en un recipiente para que las mascotas callejeras tomen agua, hay que limpiar el recipiente y cambiar el agua diariamente.

 

-¿El pasto que rol juega?

 

-El pasto en general no es una medida importante, si para otro tipo de mosquitos. Hay que tener en cuenta que el mosquito se alimenta de savia vegetal, la hembra pica y chupa sangre cuando tiene que alimentar los huevos y con la finalidad de su desarrollo. Si le dejamos poca oferta de vegetales, es poca oferta de comida.

 

Es fundamental tener el pasto corto por si ocultan recipientes que puedan estar abajo y no observarse tapas, tachos, botellas cortadas, carretillas, baldes, latas de pintura, donde pueda juntarse agua y queden escondidos haciéndose un criadero del mosquito del dengue, por eso es importante trabajar en forma conjunta para cuidar los lugares públicos y la gente sus domicilios.

 

-¿Cómo llega ese mosquito a esta zona?

 

-El caso típico del traslado del mosquito del norte hacia acá generalmente se produce en los pliegues de la lona de los camiones donde se los detecta al estar estacionados mucho tiempo funcionando como un criadero o las canaletas no desagotan bien el agua de lluvia y permiten ser reservorios de los huevos.

 

CAZMA

 

Al respecto, el Dr. Eduardo Galland señaló: “Comenzaron a colocarse las larvitrampas o huevitrampas para poder detectar si tenemos presencia de este mosquito, haciendo mucho hincapié en la descacharrización sobre todo en la vía pública, casas y también trabajar mucho en el cementerio para que haya arena húmeda y no agua en los floreros para prevenir”.

 

“Normalmente en las piletas no es tanto el inconveniente porque primeramente que el agua se mueve, es clara, transparente y fundamentalmente el mosquito requiere de aguas oscuras, reposadas y el agua de lluvia es la que más ocasiona la aparición de este mosquito. La pileta más peligrosa es la que no se utiliza”, concluyó.

Articulos relacionados

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: