«Se armó una asociación ilícita para robarle a los argentinos. Le dieron 2 mil millones de dólares de obras, imagínense que son 400 mil casas que se pueden construir con esa plata»

Javier Iguacel es ingeniero petrolero, actualmente Intendente de Capitán Sarmiento y durante el gobierno de Mauricio Macri estuvo a cargo de Vialidad Nacional, luego fue Ministro de Energía de la nación., fue entrevistado por la gaceta del oeste y se refirió a la causa de «Vialidad». Hizo 12 denuncias, pero es la que más trascendencia tiene por su magnitud y procesamientos de funcionarios públicos.

Causa Vialidad

Iguacel, es denunciante en la causa por los extraordinarios contratos que le habían dado a Lázaro Báez, y su principal impulsor con pruebas y documentos.


Consultado sobre esto, explicó: «En Vialidad lo primero que encontré fue un gran caos, pasillos llenos de papeles, gente escondida, con mucho miedo y una fila de gestores y empresarios queriendo cobrar y que en marzo cuando terminamos de hacer las cuentas eran mil millones de dólares que Vialidad debía a contratistas y que no estaba registrada la deuda del estado. A los pocos días la ruta 3 estaba cortada en Río Gallegos y 1500 familias despedidas porque dependían de una empresa a la que Vialidad no le pagaba. La empresa era Austral Construcciones, me termino enterando que era la de Lázaro Báez y creí que era posible que no les hayan pagado porque había mucha gente reclamando cobrar. Encontramos una nota firmada por una persona en nombre de Vialidad Nacional pero no era empleado de Vialidad donde reconocía que se le debía dinero y que por eso se había echado a la gente en Sta. Cruz. Pido el informe de cuánto se le debía y pagar para que le paguen a las familias y me encuentro con que a le empresa no solo no se le debía, sino que además se le había pagado por adelantado. Hicimos auditoría, empezamos a investigar y terminamos en una primera denuncia que luego se amplió y generó la denuncia final con el procesamiento de Cristina Fernández, De Vido, Lazaro Baez, José López, etcétera».

«Cuando hice la primera denuncia, los bolsos aparecen a las 3 semanas revoleándolos y tomé dimensión de lo que pasaba y que tenía lógica lo que había visto. Se armó una asociación ilícita para robarle a los argentinos, porque le dieron a los argentinos a una persona que nada tenía que ver con la construcción que era un cajero de banco y que armó una empresa días antes que Néstor Kirchner asumiera como presidente y le dieron 2 mil millones de dólares de obras, imaginense que son 400 mil casas que se pueden construir con esa plata, una locura total. El 80% no las terminó, tenían sobreprecios del 60% y las licitaciones muy truchas porque eran 3 empresas de Lázaro Baez y se pagaban obras que no se hacían. Luego el lavado de dinero que vimos y la plata que se contaba y ya hay sentencias de eso donde se reconoce que hubo lavado. Hice más de 12 denuncias e incluso a funcionarios que había nombrado porque si un empleado comete actos de corrupción hay que denunciarlo. Ésta es la causa más visible por el tamaño y porque lo que se ve es que la justicia ha demostrado que hubo una organización ilícita creada por el propio estado para robar. Esta es desde la presidencia».

Sobre las expectativas, señaló: «No tengo dudas que habrá un fallo por corrupción, definir quienes son los culpables y determinar las penas. La plata se fue porque en las obras no está».

Consultado sobre si tuvo miedo al ir encontrando éstas cosas y denunciar, Iguacel fue categórico y detalló algunos episodios que vivió. «Miedo no tuve pero si tuve respeto de lo que podía pasar. Tuve amenazas, a mi familia, estuve custodiado, tuve un disparo que nunca supimos con qué proyectil porque no se encontró pero me agujereó la ventana al lado de mi dormitorio. Hay que tener respeto pero miedo no porque el miedo inmoviliza y yo me metí para cambiar y que esto deje de pasar. Es una gota en el mar y somos muchos más los que queremos hacer las cosas bien que los vivos pero hoy y hace mucho tiempo esos vivos dominan el país y hay muchos privilegiados que con este sistema se han hecho ricos y quieren que este sistema siga. Hay vivos que se aprovechan de la gente que no tiene trabajo y se aprovechan de un sistema como para que sea casi imposible que haya trabajo y el que tiene trabajo lo cuida. Trabajo en blanco es casi imposible con las leyes que hay y generan planes con los que se administra y gerencia la pobreza».

«Los que se levantan a las 5 de la mañana, hacen changas o trabajan formalmente, tienen gente que vive al lado de sus casas que no hacen nada y cobran igual o empresarios que intentan una y otra vez, que se funden, que vuelven a arrancar, que se preocupan cuando no pueden pagarles a sus empleados y los vivos amigos del poder que se hacen millonarios sin hacer nada como el caso de Lázaro Baez. Esas cosas son las que hay que cambiar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.