RUTA 5: «Levantaron tierra de las banquinas, hicieron los montones al costado, sacaron fotos, videos, acto, aplausos y se fueron. Semejante circo y ustedes los siguen votando»

La licitación de la obra en Ruta Nacional 5 tramo Mercedes – Suipacha, se anunció en julio del año pasado con fecha de inicio para el mes de octubre de ese mismo año. El día viernes 20 de enero, el Ministro de Obras Públicas de Nación, Gabriel Katopodis, el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta y el Ministro del Interior Wado De Pedro e intendentes de la zona, iniciaron formalmente el tramo de la Ruta Nacional 5, Suipacha – Mercedes que tendrá una longitud de 20 kilómetros, se ejecutará entre el acceso a Mercedes y el inicio de la variante Suipacha.

No se invitó a vecinos ni a la agrupación «Vecinos autoconvocados por la Ruta 5» que hace tantos años trabaja visibilizando lo que sucede en el trazado de la misma.

Vecinos que fueron testigos de lo que sucedía ésta mañana, plasmaron en audios y videos que se viralizaron el acto que se realizó.


«Acabo de ver una cosa, que fue la gota que rebalsó el vaso. Estoy trabajando en Ruta 5, había tres millones de camiones, todos de traje que no vi quienes eran, banderas y todo al costado de la ruta y toda la historia. Vinieron con las máquinas, camiones, levantaron un poco de tierra de las banquinas, hicieron los montones al costado, sacaron fotos, videos, filmaron y toda esa secuencia, acto protocolar, aplausos y se fueron todos. No hay nadie trabajando, se fueron. Hicieron semejante circo los hdmp estos y ustedes los siguen votando! Sigan votando a los delincuentes estos»

Hace unos días, el Concejal de Mercedes Carlos Mosso, quien trabajó durante años arduamente en «Vecinos Autoconvocados», en un video se refería a los anuncios y demoras en el inicio de la obra anunciada a mediados del años pasado.

Mosso, señaló: «En julio del 2022 el Administrador de Vialidad Nacional, firmaba el acuerdo del inicio de obra del tramo Suipacha Mercedes. En esa firma Arrieta, comprometió a la empresa, que en 40 días comenzaba la obra. ¿La fecha de inicio? 12 de Octubre del 2022. Estamos en enero y ni siquiera cortan el pasto».

Agregó: «Cabe destacar que la recaudación de los Peajes de toda la Ruta 5 desde Lujan a Santa Rosa, ya no es más para Empresas Privadas, sino que queda todo para el Gobierno, Corredores Viales S.A, %51 Ministerio de Obras Públicas y %49 Vialidad Nacional».

Otro de los activistas, refirió: «Desde el punto de vista de los usuarios viales independientes damnificados que pagamos peaje, el tema es más grave ya no hace mantenimiento en la ruta, ni cortan el pasto en TODA su extensión no solo ese tramo. EN LUJAN QUEDA LINDO CON LOS PLUMEROS PARECE QUE ENTRAS A VILLA GESELL Y SE TE MUEVE TODO EL AUTO PORQUE SACARON UNA CAPA PARA DISIMULAR LOS HUELLONES Y PARECE QUE ANDAS SOBRE LAS DUNAS. Y ALGO PEOR APARTE DeL PEAJE LE PAGAMOS A CORREDORES VIALES 540 MILLONES DE PESOS DEL GOBIERNOS PORQUE DAN PERDIDA!!!!!

Desde que se conoció la adjudicación de la obra, se abrió la polémica. Primero por el descreimiento ante la cantidad de anuncios que se hizo sobre la misma y luego al conocerse que una de las empresas que llevará a cabo la obra está vinculada al empresario Cristóbal López.

El Periodista Diego Cabot hizo un detallado informe: el tramo que ahora se le adjudica por esa suma millonaria ya había sido entregado a la constructora de Cristóbal López varios años antes, en plena administración de Cambiemos ¿Cómo es posible que se le entregue dos veces? Por una simple razón: porque alguna vez, ante varios incumplimientos comprobados y ante el abandono de la obra, la propia Vialidad que ahora le otorga el contrato le rescindió esa misma obra en 2018. “Rescíndese el contrato oportunamente suscripto con la Firma CPC S.A. para la ejecución de la obra Ruta Nacional 3, tramo kilómetro 1867 a 1908″, fue la decisión que se tomó el 11 de mayo de 2018.

Ahora, la gestión del ministro Gabriel Katopodis tachó aquellos antecedentes y escribió un capítulo más. Lo que era negro, ahora es blanco impoluto y de esta manera, sin reparar en los antecedentes como si se tratara de otro país, Vialidad Nacional volvió a conceder el contrato a quien antes tachó de incumplidor.

En esa resolución hay un punto importante. “El Registro de Constructores y Firmas Consultoras informó que las empresas oferentes [entre ellas CPC] no se encuentran sancionadas ni sujetas a procedimiento sancionatorio”, se escribió en una de los considerandos de la licitación número 07/21. Se selló así la formalidad de la buena conducta.

La licitación que se entregó a la constructora en la ruta 5, para la extensión de una autopista entre Mercedes y Suipacha, en la provincia de Buenos Aires, es el resultado de un paquete de obras que está a punto d cumplir 20 años de atraso. Esa traza, como la mayoría de los corredores viales, se había adjudicado mediante el sistema de Participación Público Privado (PPP) en el gobierno de Cambiemos. Ese corredor fue ganado por una empresa china (CCA), en consorcio con una argentina, Green.

Fue uno de los pocos en los que empezaron algunos trabajos, tenues, de movimiento de suelos y construcción de alcantarillas. Pero el gobierno de Alberto Fernández jamás quiso saber nada de aquellos contratos y puso a Katopodis a deshacer aquella operación. Finalmente, todos se rescindieron. Apenas unos carteles quedaron en la ruta como testimonio de aquel proyecto que quedó trunco.

En esta licitación, la empresa de López volvió a ganar por precio. Entre los constructores conocen de memoria la estrategia del patagónico. En los procesos, tira abajo el precio y sus costos se hacen imposibles de empardar. Luego, los hombres fuertes de la empresa, con llegada al regulador, se encargan de las readecuaciones de precios, de los ajustes o de los sobrecostos que se dan durante el proceso.

Justamente, esta fue la estrategia que adoptó cuando Vialidad Nacional, entonces manejada por Javier Iguacel, rescindió un contrato a Austral Construcciones en la ruta 3 por no haber hecho la obra. La licitación la ganó CPC con un precio ostensiblemente menor que sus competidores y la administración de Cambiemos se la adjudicó. Luego, sin avances, la rescindió.

Esta vez, en la ruta 5, empleó la misma estrategia y arrasó con rivales como Luis Losi, Coarco, Rovella Carranza, JCR, José J. Chediack o Sacde, entre otras. Solo quedó por debajo de su precio UCSA, con unos 107 millones de pesos menos. Pero no hubo caso, el 22 de enero pasado se le adjudicó a CPC.

El tiempo pasó y ahora CPC parece decidida a la venganza. Es su momento. Tan importante que en los últimos tres meses sumó obras por casi 5000 millones de pesos. Y como si fuera poco, logró un indulto de antecedentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *