Robó y prendió fuego la casa de su amiga a la que fue a consolar mientras trabajaban los bomberos

Chacabuco. El primer día del mes de noviembre, una mujer ingresó a una vivienda de calle Soberanía Nacional 317 propiedad de la familia Postararo en Chacabuco, y luego de robar algunas pertenencias (incluida un arma de fuego), incendió el inmueble. Increíblemente la femenina, luego de cometer el acto delictivo, consoló a la hija de la propietaria, de quien era “amiga”, ya que estos aún no sabían que era ella quien había cometido el hecho. En la imagen que acompaña esta nota, capturada por Chacabuco en Red, puede verse el momento en que la acusada llegaba para consolar a la familia.

Al día siguiente, tras una rápida intervención policial, se logró a través de dos cámaras de seguridad dar con la autora del hecho y proceder a su detención. También se secuestraron prendas de vestir y dinero en efectivo como pruebas complementarias a las imágenes captadas. La comunidad de Chacabuco colaboró con la familia ya que en el incendio perdió todas sus pertenencias. La familia Postararo es patrocinada por el Dr. Hernán Sibiglia.

La causa quedó caratulada como “Robo calificado, incendio e infracción a la Ley Nº14346“. La mencionada Ley habla de la pena para quien infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales (por el incendio, dos mascotas murieron pese al esfuerzo de Bomberos de mantenerlos con vida).


El abogado defensor de la detenida, Oscar Elena, solicitó la excarcelación de la mujer, basando el pedido en que no existen peligros procesales que hagan presumir que la imputada procurará eludir u obstaculizar la investigación de la justicia. También dijo que su defendida padece problemas de salud como trastornos de ansiedad y depresión recurrente.

El Juez, tras el análisis de los informes de peritos médicos y psiquiátricos entendió que la imputada no presenta ninguna circunstancia personal extraordinaria que la haga merecedora de la excarcelación peticionada, por lo que la mujer continuará detenida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *