Rendición de Cuentas: el déficit municipal bajó en un 93%; y el resultado operativo fue de $ 22 millones positivos.

El intendente Guillermo Britos, junto al secretario de Hacienda, Eduardo De Lillo, la contadora, Leticia Carena, y el equipo del área, comunicaron el gran resultado de la Rendición de Cuentas 2018, en donde se destacan que el déficit municipal bajó en un 93%; y el resultado operativo fue de $ 22 millones positivos.

En este sentido, el jefe comunal indicó: “Lo fundamental es que el déficit municipal se bajó un 93,18%, teniendo en cuenta que la obligación que impone el Tribunal de Cuentas es bajar en un 25% de un año a otro”.

“El resultado final fue de un $1.288.000 en rojo, con la salvedad que días después llegaron $2.600.000 que debía IPS; lo que determina que el resultado real haya sido positivo en $1.400.000”, puntualizó.

En tanto, el resultado del gasto corriente dio positivo en $22.700.000, contra los $87.000.000 negativos del año pasado.

“Por esta razón felicitó al equipo de Hacienda, por el gran trabajo que realizan y por este resultado extraordinario, con ninguna obra ni servicio que se haya detenido; por el contrario, en el 2018 realizamos muchas más obras que en el 2017 considerando la situación económica nacional”, exclamó.

Por su parte, la contadora Carena profundizó sobre la variable de $22 millones positivos explicando que “todos los gastos corrientes se pagaron con recursos de libre disponibilidad que vienen de las tasas y de la coparticipación, lo que quiere decir que los recursos afectados se utilizaron para lo que vienen destinados”.

En tanto, precisó que el déficit oficial que marca $1.253.000 tiene que ver con un error que cometió IPS en el número del CBU mandando los fondos a una cuenta cerrada, “lo que implicó que esos más de $2 millones que nos debían, tuvieran que ser financiados por el Municipio”.

Asimismo, explicó: “Las deudas con proveedores fueron canceladas en su totalidad, y los sueldos se abonaron con fondos ordinarios, es decir a partir del dinero que ingresa por  coparticipación y por el cobro de las tasas”.

“Porque los números fríos no dicen nada, pero esos $22 millones positivos, y ese bajo déficit, que tan solo significan el 0,09% del Presupuesto, significan que se tendió a una administración ordenada, cumpliendo los pasos de la ley y bajando el déficit superando ampliamente lo que establece la reglamentación”, proclamó.

Para finalizar, el secretario de Hacienda, utilizó un ejemplo de la vida cotidiana para traducir los resultados: “Si consideramos a una persona que tiene un sueldo fijo mensual de $30.000 por un año, con sus aguinaldos, al llegar fin de año hace las cuentas, y arriba a la conclusión de que debe sólo $350; esa es la comparación que tiene correspondencia con los números del Municipio”.

“Esto se logra con el compromiso de una gestión que asume las cosas con una responsabilidad muy clara, cumpliendo no sólo los pasos legales y administrativos, sino también las decisiones de las inversiones que hace el Municipio; hay que tener constancia en el control del gasto del Municipio, porque es la plata de todos los chivilcoyanos y la tenemos que cuidar”, enfatizó.

A lo que agregó: “A nivel nacional, el año 2018 a nivel económico no fue fácil, hubo aumentos muy significativos, con  una devaluación muy importante a mitad de año, que llevó los precios de algunas cosas a un valor muy alto, como el combustible, medicamentos o insumos”.

Para concluir, manifestó: “Lo importante es que todos los proveedores  cuentan con la seguridad de que cobran, y, así también, los empleados municipales quienes saben que el último día hábil del mes tienen depositado su sueldo”.

“Nosotros no recibimos ninguna ayuda extraordinaria, es un gran esfuerzo hecho por este equipo de gestión; y resalto, fundamentalmente, el apoyo del intendente Guillermo Britos que sabe esperar y que nos brinda toda su confianza”, sentenció De Lillo.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *