Estás leyendo

Reclaman por la rebaja del precio de la leche por parte de la industria. Paro por tiempo indeterminado

atilra1

 

 

Trabajadores lacteos nucleados en Atilra, convocaron a un paro total a partir de la medianoche de hoy y por tiempo indeterminado en apoyo al reclamo de tamberos agrupados en Apla, que reclaman por la rebaja del precio de la leche por parte de la industria. Medida nacional que se manifiesta frente a las plantas en las distintas localidades.

 

 

Lo convocaron un sector de los productores y el gremio que nuclea a los trabajadores del sector. Lo rechazaron las empresas y los tamberos. Las empresas rebajaron el precio del litro de leche que pagan a los tamberos de 3,10 a 2,80 pesos.

 

 

Productores lecheros y el gremio que nuclea a los trabajadores del sector extendieron para este jueves el bloqueo que llevan adelante desde el domingo en las plantas de la cuenca lechera de la provincia de Santa Fe.

 

Sancor Chivilcoy
Sancor Chivilcoy

 

La medida de fuerza fue anunciada en el cuarto día de piquetes en la zona de Rafaela, donde un grupo de productores y empleados de la industria impiden la salida de productos terminados en las fábricas de Saputo y Sucesores de Alfredo Williner.

 

 

 

 

Los empresarios nucleados en el Centro de la Industria Lechera (CIL) cuestionaron el paro que cumplían hoy los trabajadores del sector, pero advirtieron por la “crítica realidad” que atraviesa la industria y vaticinaron que puede haber problemas de abastecimiento.

 

 

 

 

En una solicitada publicada en algunos matutinos porteños, la entidad señala que “la industria se enfrenta con una crítica realidad, marcada por un muy importante descenso de los precios en el mercado internacional”.

 

 

 

 

La nota indica que “el gran esfuerzo” realizado en los últimos meses por las empresas elaboradoras de lácteos, no es suficiente “para evitar ajustar los precios de la materia prima a la baja”.

 

 

 

Ante ese escenario, el CIL indicó que “no alcanza a comprender” las medidas de fuerza de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra), ya que solo logrará “profundizar la ya comprometida situación económica de las compañías”.

 

 

 

 

“Con el bloqueo a las plantas industriales y paros sorpresivos, inevitablemente se llega a la interrupción del flujo de esas industrias, y se imposibilita la recepción de la leche cruda procedente de los tambos y el abastecimiento a los consumidores”, agrega la solicitada.

 

 

 

 

Por su parte Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) denunció la “lamentable situación que vive la lechería en la Argentina” y consignó que esto “se agudiza” con el conflicto y las medidas lanzadas por el gremio ATILRA, al tiempo que criticó al gobierno.

 

 

 

 

A través de un comunicado, CRA lamentó el intento del sector industrial de recortar el precio que recibe el productor, que pretende disminuir de $ 3,10 a $ 2,80 el valor del litro pagado en la tranquera del tambo, “situación que no se tolera cuando todos los costos crecen en disparada inflacionaria, tema que por su importancia ha sido generadora del conflicto”, indicó.

 

 

 

 

 

“El accionar de ATILRA, en conjunto con productores sin representación gremial de ninguna entidad, con la pasiva actitud de la Subsecretaria de Lechería de la Nación no hace más que profundizar la crisis que atraviesa el sector, impactando no solo a los tamberos sino también a la industria láctea y al consumido”, indicó Confederaciones Rurales.

 

 

 

Tal como habían anticipado el martes los voceros de la Asociación de Productores Lecheros de Argentina (APLA), el bloqueo se extendió en las últimas horas de ayer a las instalaciones que Williner posee en la localidad de Suardi, unos 130 kilómetros al noroeste de Rafaela, y a la planta de la firma Verónica.

 

 

 

 

En medio de los reclamos por la última baja en el precio que se le paga actualmente a los productores lecheros, el dirigente Miguel Paulón sostuvo que es imposible retrotraer los valores a mayo y argumentó: “Quebraríamos la cadena productiva. Como industria privada quemamos las naves, el nivel de endeudamiento tiene a las empresas comprometidas seriamente”, explicó el presidente del Centro de Industrias Lácteas (CIL).

 

 

 

 

 

También en la misma línea del comunicado difundido el martes por la entidad, Paulón criticó duramente la intervención de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra) y dijo: “Creo que están escupiendo para arriba, no sé cuál es el objetivo que tiene el sindicato”.

 

 

 

 

Por su parte, Atilra sostuvo que “consciente de la gravedad de los hechos y de las nocivas consecuencias que para el futuro de las fuentes de trabajo puede tener el accionar de las industrias al tomar en esta delicada coyuntura decisiones en forma arbitraria y unilateral, resolvió solidarizarse y apoyar las medidas iniciadas por los productores primarios agrupados en APLA, con el objetivo de generar una mesa de diálogo en la que participen todos los actores en búsqueda de soluciones que eviten la desaparición de tambos y de fuentes de trabajo‘.

 

 

 

 

Tanto los tamberos como los dirigentes de las principales entidades del sector agropecuario repudiaron la protesta organizada por Apla y Atilra, advirtiendo que las empresas afectadas por el bloqueo dejaron de retirar la producción y eso llevó a que varios camiones cisterna tiraran la leche que no podía ser almacenada por más tiempo.

 

Articulos relacionados

Dejar un comentario