Estás leyendo

Randazzo ya da por terminado su espacio, pero no sabe cómo bajarse

 

Se habría reunido tres veces con Máximo Kirchner, ante la fuga de intendentes de Cumplir.

Ante la estampida de intendentes y dirigentes que dan un paso al costado, Florencio Randazzo comenzó en el último tiempo a evaluar si da de baja su candidatura. Una idea que este viernes tomó más fuerza cuando Juanchi Zabaleta confirmó su ruptura con el espacio Cumplir.

 

Fuentes del randazzismo aseguraron a La Política OnLine que el ex ministro se reunió tres veces con Máximo Kirchner desde las PASO. El motivo de aquellos encuentros habría sido buscar un acuerdo que le permita bajarse pero que a su vez sea una “salida digna”, que no aplaste su futuro político.

 

Randazzo se había juntado con Cristina un día antes del cierre de listas, cuando la ex Presidenta lo recibió en su departamento de Recoleta. No llegaron a un acuerdo, por lo que él se envalentonó y lanzó su candidatura.

En el entorno del dirigente repiten el discurso oficial de que “no se baja”. El mismo que sostuvieron el último sábado durante la última reunión de Cumplir en el hotel NH Bolívar. Sin embargo, fuentes presentes en esa cumbre dijeron que allí quedó demostrada la “descomposición total” del randazzismo, que ya no tendría vuelta atrás.

“La cumbre fue un manotazo de ahogado”, dicen y describen que el ex ministro hizo una puesta en escena con los dirigentes que aún le responden, a quienes no recibía desde las PASO. Además, tuvo lugar el mismo día en que recibieron otro golpe: se había dado a conocer el alejamiento del candidato a diputado Ezequiel Auspitz.

Como contó LPO, Zabaleta faltó al encuentro mientras que su par de San Martín, Gabriel Katopodis, estuvo presente pero le advirtió cuál será su jugada. “Le dijo al ‘Flaco’ que él debe cuidar su municipio y que va a jugar en lo local para mantener sus propios votos”, contó una fuente presente a LPO que aseguró que el intendente avisó que esa sería la última reunión general en la que tiene pensado participar.

 

En el randazzismo reconocen que el candidato a senador de Cumplir tuvo una fuerte presión del kirchnerismo para bajarse y creen que, a esta altura, se sostiene por la presión del Chino Navarro y Juan Manuel Abal Medina.

Sin embargo, el Movimiento Evita también está parado en una disyuntiva porque buena parte de sus bases salió a militar por Cristina Kirchner en la campaña. “En el interior, la mayoría del Evita jugó con Cristina. Repartían las boletas locales junto a la suya”, explicaron. Dicen que ese fue el caso de San Nicolás, San Pedro y Pergamino, mientras que en Zárate jugó directamente adentro.

Este viernes, con la salida de Zabaleta, hubo otro dato. En la foto también se ve a Marcelo “el Patón” Torres, diputado por la Segunda Sección, un hombre de Sergio Berni que se había llevado Randazzo a través de una gestión de Bali Bucca.

La desintegración del randazzismo en el interior pegó fuerte después de las PASO. Como contó LPO, el intendente de Salto, Ricardo Alessandro, dijo que Randazzo firmó su “certificado de defunción” y tanto él como su par de Colón, Ricardo “Pito” Casi abandonaron Cumplir.

El jefe comunal de Castelli, Francisco Echarren, también explora su salida, mientras que desde Unidad Ciudadana admiten que “están negociando” con Germán Lagos (Alberti) y Walter Torchio (Carlos Casares).

Fuente: La Política On Line

Articulos relacionados

Dejar un comentario