Estás leyendo

Publicación pedida: “Basurales a cielo abierto” Luis Angel, Ex- Concejal municipal M.I.

incendio-campo-18.3.15-0051

 

Es un problema generalizado, que las sucesivas administraciones municipales, vienen arrastrando, el que ha medida que crece la densidad poblacional, cada vez aumenta más y así se deambula con los residuos de un lado a otro, sin lograrse la solución adecuada en la disposición y eliminación integral como inocuo de las basuras.

 

Así, se apela a formas rudimentarias en deshacerse de las mismas, rellenando quintas excavadas sin una preselección de residuos aptos para tal propósito, tal cual lo establece la Ordenanza Nº 1435/1974, por la cual se creaba el Sistema del Relleno Sanitario, que dejó de practicarse.

 

Un reciente episodio en la materia nos mueve a la reflexión de que más allá de los reclamos de vecinos que denuncian anomalías de modo informal, el propio municipio no debería hacer hincapié en tal circunstancia, sino  que, en respuesta a una obligada “política ambiental”, debe actuar de oficio y resolver el problema en la medida que acumulaciones indebidas de basuras a “cielo abierto” afecte la calidad de vida de los vecinos , ya que es obligación inexcusable, además de actuar en defensa de la salubridad pública. Si por lo dicho, no es lo suficientemente aclaratorio, me permito recordar párrafos del art. 28 de la Constitución de la Provincia que dice: “que toda persona física o jurídica cuya acción u omisión pueda degradar el ambiente está obligada a tomar todas las precauciones para evitarlo” y, en paralelo, existe la Ley Provincial Nº 11382/92 que controla la reprobable práctica de las basuras que son arrojadas en cualquier lugar. Dicho esto, debe entenderse como muy indispensable trazarse en una Gestión Municipal una contundente y organizada Política Ambiental.

desia

Articulos relacionados

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: