Provincia: vacunación libre desde el 30 para mayores de 18 y clases presenciales

El gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció hoy que, tras las vacaciones de invierno, todos los alumnos bonaerenses retomarán las clases de manera presencial ante la mejora de los índices sanitarios y la baja de casos de COVID-19 durante nueve semanas consecutivas.

El anuncio fue hecho por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, en conferencia de prensa. “A partir del lunes, donde terminan las vacaciones, toda la provincia vuelve a clases presenciales. Los 135 distritos vuelven a clases respetando las burbujas y la complementación con formas remotas de dictado de clases, con distanciamiento social y el uso de barbijos”, señaló.

A diferencia de lo que ocurrirá en la Ciudad de Buenos Aires, que anunció el regreso gradual a la normalidad escolar tras el receso invernal, en Provincia la asistencia al colegio a partir de agosto será por burbujas. En la última sesión del Consejo Federal de Educación, la provincia revalidó los lineamientos de cuidado de cara a la segunda mitad del año en las aulas. Solo CABA y Mendoza se manifestaron en contra del protocolo ya que buscarán eliminar paulatinamente el distanciamiento en el aula.


La provincia tuvo una primera mitad de año irregular. Si bien todos los municipios comenzaron con presencialidad, algunos distritos terminaron el mes de julio con casi tres meses de suspensión ininterrumpida. Los 13 distritos que terminaron la primera mitad de año sin clases fueron: 9 de Julio, Bolívar, Carlos Tejedor, Coronel Pringles, Florentino Ameghino, General Belgrano, General Lavalle, General Viamonte, Hipólito Yrigoyen, Maipú, San Cayetano, Trenque Lauquen y Tres Lomas.

La Provincia había habilitado la posibilidad de extender la jornada escolar a partir de la segunda semana de julio “siempre en estricto cumplimiento del Plan Jurisdiccional”. De todas maneras, esa normativa también empezará a aplicarse después de las vacaciones de invierno.

Hasta junio, las escuelas tan solo podían ofrecer un máximo de cuatro horas de clase pese a cumplir con el resto de las pautas de cuidado (distanciamiento, asistencia alternada, tapabocas, entre otras).

“A partir del lunes 12 de julio se podrá extender progresivamente la jornada escolar siempre en estricto cumplimiento de las pautas obligatorias de cuidado establecidas en el Plan Jurisdiccional y sus protocolos donde se define, entre otros, el uso de tapabocas, la adecuada ventilación de los ambientes, la distancia de 1.5 metros entre estudiantes y de 2 metros en relación con su docente en las aulas y el consecuente respeto del agrupamiento de estudiantes organizado con este propósito”, habían informado desde la cartera educativa bonaerense.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, fue uno de los primeros en cuestionar la decisión del gobierno porteñode volver a a la escuela con normalidad: “No podemos con poblaciones no vacunadas (como son los menores de edad) reducir los distanciamientos; es algo que hay que mantener en los espacios cerrados. Reducir la distancia entre los niños teniendo uno al lado de otro en pupitres no me parece adecuado. Es peligroso”, había advertido en Radio La Red.

Por eso, aclaró que hasta que la vacunación no esté avanzada entre los estudiantes no se impulsará un regreso a la normalidad escolar.

En ese sentido, el gobernador Axel Kicillof anunció en la misma conferencia de prensa que los chicos de 12 años también podrán ser inscriptos para vacunarse, cuandohasta hoy solo podían hacerlo a partir de los 13 años con comorbilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *