Por primera vez en la historia, encendieron las luces violetas por el “Día mundial de la lucha contra del lupus”

El jueves 10 de mayo, el municipio sorprendió al efectuar en dos días un petitorio de todos los años. Por primera vez en la historia, encendieron las luces violetas en conmemoración de “Día mundial de la lucha contra del lupus”.

 

Se trata de una enfermedad autoinmune y crónica que afecta a entre 40 y 100 de cada 100.000 personas, principalmente a mujeres de entre 15 y 44 años.

 

El lupus no es una enfermedad contagiosa, ni se transmite por contacto sexual, y las causas que la generan se desconocen, aunque los factores genéticos, hormonales y ambientales podrían estar relacionados. Los daños que puede provocar en los órganos y tejidos son irreversibles y algunos pacientes tienen muerte prematura.

 

Aunque las señales no son claras, se pueden señalar algunos síntomas, ante los cuales hay que recurrir a un médico:

  • Fatiga permanente
  • Anemia y debilidad
  • Dolor en las articulaciones (a veces con hinchazón) y músculos. Cansancio.
  • Erupciones cutáneas de distinto tipo que predominan en áreas expuestas al sol
  • Fiebre recurrente sin evidencias de infección asociada u otra causa que la explique
  • En casos severos compromiso de órganos internos, como el riñón, con pacientes que terminan en diálisis.
  • Lesiones de piel.
  • Úlceras o erosiones en mucosas (por ejemplo en la cavidad bucal)

“Lo que dice la ciencia es que se trata de una patología reumática sistémica y crónica, es decir, puede afectar a cualquier órgano o sistema: A las articulaciones y a los músculos, puede dañar la piel, riñón, pulmón y casi todos los órganos. Esa es la definición teórica”, sostuvo Genoveva. “En la práctica, puedo decir que es una enfermedad espantosa, muy difícil de llevar, que siempre se complica con algo, que vivís con dolores, que se dispara para cualquier lado, que no tiene cura y al ser autoinmune es diferente en cada paciente”, añadió sobre su experiencia con el lupus.

Chivilcoy

 

Mauro Terriles, explicó “También puso en vigencia una ordenanza que fue aprobada en año pasado en el Concejo Deliberante y que había quedado encajonada hasta la fecha, en relación a las personas que padecemos una enfermedad poco frecuente”.

 

En cuanto a iluminar el municipio, señaló “fue a pedido de los alumnos de la facultad de psicología que estudiamos en el CUCH, representados por el centro de estudiantes. Me parece importante agradecer a Alfredo De Lillo y a Guillermo Britos por esto ya que fueron ellos dos quienes me siguieron en esta campaña y me seguirán en todas las que haremos de aquí en mas”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *