Padres de una escuela se quejaron por la cantidad de tarea en el hogar, los docentes respondieron

papitos

Un grupo de padres de una escuela del barrio salteño de Limache se quejó públicamente porque sus hijos volvían de la escuela con mucha tarea para el hogar. Lo que no imaginaron es que su crítica a los maestros recibiría como respuesta una irónica carta titulada “Queridos papitos”.

En un breve texto cargado de acidez, los docentes aceptan la queja, pero contragolpean cuestionando con dureza el modo en que los padres crían a sus hijos.

Allí hacen foco en las carencias de educación que observan en varios niños: malos modales, falta de higiene, deshonestidad, falta de respeto e irresponsabilidad. Todos déficits propiciados por el tipo de crianza que reciben en sus casas.

LA CARTA COMPLETA

“Queridos papitos: 

Atiendo a su solicitud de no enviar tareas para la casa, porque es de nuestra ´responsabilidad´ como profesores enseñar las materias y no de ustedes, es por eso que quiero pedirles que no manden más a la escuela niños irresponsables, faltos de respeto, sin bañarse, deshonestos, flojos y prepotentes, porque esa es su ´responsabilidad´ y no la deben delegar en nosotros. Gracias papitos”.

BitanhausPie

Articulos relacionados

Escribí tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: