Estás leyendo

Otro incendio de un vehículo, no se descarta que haya sido intencional

P1370399

Alrededor de las 4.20 concurrió una dotación de Bomberos Voluntarios convocada por el incendio de un vehículo. En este caso se trató de una Citroneta que se encontraba estacionada en la calle Hipólito Irigoyen casi esquina Lamadrid.

 

 

El vehículo estaba en la calle, pero con la batería desconectada, por lo que se descarta en principio que haya sido un cortocircuito la causa del siniestro. Asimismo, el vehículo presentaba signos que el incendio tendría varios puntos de inicio en la carrocería del mismo, por lo que no se descarta que haya sido provocado. Se aguardaba el resultado de las pericias para determinarlo.

 

 

El Primer Ayudante Federico Díaz, manifestó: “Nos encontramos con la citroneta que estaba totalmente incendiada. El incendio era generalizado en su interior, y nuestro trabajo consistió en sofocar el incendio, una vez apagado se procedió al enfriamiento y ahí mismo empezó a revisar cuál pudo haber sido el origen del siniestro”.

 

 

 

“Estuvimos evaluando las posibles causas del incendio en el lugar. Me comuniqué con la central, bajó el jefe (Esteban Genaro) y en conjunto sumando al dueño del vehículo pudo deducirse que fue intencional porque el mismo dueño manifestó que la batería estaba desconectada, no la estaba utilizando y es un indicio que la hayan prendido fuego”, consignó.

 

 

 

“Suele ocurrir que aparece un incendio intencional de un automóvil y empiezan a surgir otros hechos similares, desconocemos quienes son los autores pero esta racha sigue con varios vehículos y al voleo”, dijo, y agregó: “Anteriormente la diversión nocturna más audaz era tocar timbre a un vecino y salir corriendo, mientras que, ahora es incendiar vehículos o contenedores de residuos, es mucho el año que hacen a la propiedad privada y también pública”.

 

 

 

“En pocas horas se registró el incendio de un auto que aparentemente fue intencional, también de una vivienda y luego horas más tarde con la citroneta”, expresó Díaz.

 

 

Consultado por el incendio de una patrulla de la policía rural de Chivilcoy, el Primer Ayudante, recordó: “Nos convocaron en la madrugada del lunes por el incendio de un contenedor de residuos en la calle Monteagudo al 420, una vez extinguido ese incendio, había un móvil policial y nos informan que un patrullero se estaba incendiando en la calle Basso Dastugue y Coronel Suárez”.

 

 

 

“Damos aviso a la central, informamos que nos dirigíamos a esa dirección, cuando llegamos el patrullero estaba incendiado en la parte del motor, hicimos la tarea de sofocar el incendio, posteriormente de enfriamiento y reconocimiento en relación a aquello que pudo haber generado el incendio. Pero principalmente fue un cortocircuito en este caso”, subrayó.

 

 

 

E indicó: “Nuestro trabajo consiste en mirar, dar nuestra opinión en relación a lo que pudo provocar un incendio, pero para ir más a fondo el propietario de un automóvil tiene que hacer una denuncia y ahí viene el perito de la policía. En el lugar había dos móviles policiales en el incendio de la citroneta así que habrán hablado con el dueño del automóvil en relación a si quería radicar una denuncia, o no”.

Articulos relacionados

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: