Estás leyendo

Obesidad-Cirugía bariátrica: “Para acompañar al paciente durante una cirugía bariátrica se necesita un grupo de trabajo”

 

La cirugía bariátrica es un procedimiento quirúrgico para tratar la obesidad. La tasa de obesidad en la Argentina alcanza al 27 % y es la más alta de América Latina, mientras que más del 60 % de los habitantes del país tiene sobrepeso.

 

El Grupo Bariátrico del Oeste, trabaja la problemática, no solo con el cirujano que realiza la intervención, sino con un grupo de profesionales de distintas especialidades antes y después de la operación.

 

En ésta oportunidad, dialogamos con la licenciada Griselda Santellán que pertenece al Grupo Bariátrico del Oeste.

 

“Es importante destacar que para acompañar al paciente durante una cirugía bariátrica se necesita un grupo de trabajo. No es una tarea que realice solo un nutricionista, un psicólogo o un cirujano, sino que es un equipo de profesionales que trabajamos en conjunto, porque justamente es una problemática que hay que abordarla desde todos los ámbitos, desde lo medico, lo nutricional, desde lo psicológico, desde lo social, por eso, es muy importante para un paciente, un equipo”.

 

 

Detallando su trabajo en GBO, la licenciada explicó “Ya hace más de cinco años que estamos trabajando y realmente nos sorprendió lo que pasó, no solo con la cirugia bariatrica que en un principio no se sabía bien qué era y hoy mucha gente se acerca como una herramienta eficaz para la obesidad. No es la solución mágica, ni la cura de la obesidad. La obesidad es una enfermedad crónica que siempre va a necesitar de un tratamiento, la cirugía es una herramienta brillante pero no deja de ser una herramienta, si el paciente no se para diferente ante la obesidad, si no se pregunta qué es lo que lo lleva a comer y esto es lo que no lleva a lo psicológico. Por eso la importancia de ser multidisciplinario el abordaje. La cirugía va a ser una herramienta solo por un tiempo. Este es uno de los mensajes más importantes que el paciente tiene que saber al entrar”.

 

“Es una cuestión de salud, es algo que muchas veces es difícil de entender para el que no lo vive, es una enfermedad, no tiene que ver con una cuestión de voluntarismo, a veces mucha gente tiene la voluntad pero no puede, y esto el paciente bariatrico lo sabe bien”

 

“Nosotros participamos en los congresos nacionales, el Dr. Fage ha participado en congresos internacionales, hay una gran preocupación en lo que pasa en lo pos quirúrgico. Es una pata que hay que fortalecer en todos los equipos a nivel mundial, porque el paciente se opera, el primer tiempo es una luna de miel, realmente los resultados son buenos pero al año, dos años o cinco años muchas veces aparece la re ganancia de sobrepeso. Por eso el seguimiento con todo el equipo es fundamental. Esto es importante que lo sepa tanto el paciente como la familia, trabajamos mucho sobre todo en la última con quien quiera acompañar al paciente para que sea quien ante la re ganancia de peso suene la alarma para que nos consulte. Mucha gente siente vergüenza o piensan que fracasaron, que no hicieron las cosas bien, les pedimos que vuelvan a consultarnos, justamente eso no es lo que queremos que pase. Si alguien está en re ganancia que vuelva a consultar porque se puede. El tema de una re operación no es sencillo y la solución pasa por otro lado, entender que es una enfermedad crónica y que hay que hacer un seguimiento de por vida como cualquier enfermedad crónica”.

 

“Hablamos mucho del “darse cuenta”, pero no un darse cuenta intelectual, sino de entender cuantos conflictos hay detrás del comer. Hay distintos casos, distintas situaciones, desde conflictos no resueltos, hay historias de abusos, de maltratos, dificultades con los enojos, baja autoestima y todo esto lo puede llevar al comer y a la obesidad en el grado de llegar a una bariatrica. Cómo uno se vincula con la comida es una temática que todos tendríamos que repensar y reflexionar”.

 

“Trabajar la obesidad desde los chiquitos, no es el concepto de meter a alguien en una dieta, sino de replantear el concepto de comer, trabajamos mucho con el paciente, y en las charlas cuantas veces el nene está triste y se le dice “bueno, vamos al kiosco que te compro algo”, entonces hay que ayudar a que si hay tristeza se pase charlando, atravesándola, a veces la tristeza es parte de la vida, la idea es sacar la comida como aquello que cura la tristeza y dar otras herramientas a los papás”.



Articulos relacionados

Dejar un comentario