Estás leyendo

“No todo es lo mismo, no somos todos lo mismo y no nos da lo mismo”

no_es_lo_mismo[1]

 

 

La “remodelación” de la plaza Colón es la última cosa que deberemos bancarnos los chivicloyanos de semejantes atropellos e insultos a la inteligencia de cada uno. Entre varios que hemos soportado durante estos años, que los lleva, sin lugar a dudas, no solo a perder las elecciones recientes sino y ojalá o por lo menos muchos ciudadanos de bien, creemos que es necesario que reflexionen, por qué les dijeron Basta!

 

Reflexionando sobre las palabras vertidas por el Concejal Poggi, en la noche del jueves, cuando dijo “NO todos somos lo mismo” y vaya que no lo son. Es cierto que no son todo lo mismo, pero han representado a lo mismo. O acaso vale que luego de una derrota comiencen a darse cuenta que “no TODO es lo mismo.

 

 

No todo es lo mismo para la gente. Porque no todo es lo mismo, es que la gente les dijo basta. No sirve que hagan una obra que dure dos años “para la gente” pero esté sospechada de vínculos con amigos, de sobreprecios y otras cuestiones. Claro que no todo es lo mismo. Cuando el concejal dijo ayer. “No somos todo lo mismo” tiene razón, pero los concejales son quienes “permiten” que se hagan muchas de las cosas y además y peor aún son las caras visibles.

 

 

Seguramente Pablo tiene razón cuando dice que no se fue empresario, como otros que supieron hacer grandes negocios y los seguirán haciendo, o que no se fue enriquecido, como otros, que la gente juzgará. No hay peor condena que la social, no hay peor cosa que salir a la calle y ver que en la mirada de la gente, se nota cuan estafada se sintió estos años. Porque bajo el nombre de nacionales y populares, abanderándose, amparándose, entre los más humildes, han logrado cambiar rapidamente su economía, eso la gente lo vio y eso es la clara muestra de que NO VALE TODO. De que se cansaron que los usen para engordar su patrimonio. Eso juzgó la gente.

 

 

 

Hay una sensación de necesidad de justicia, hay necesidad de verlos devolver algo de lo que NOS robaron y también acompaña esa sensación de que no los veremos devolver nada. Pero insisto, no hay peor cosa que la condena social. Ojalá y es casi pedir milagros, tengan el último acto de decencia y calladitos como manotearon algo que no les corresponde, lo devuelvan, en silencio, también se puede hacer.

 

 

La Plaza Colón es el detonante que llega luego de la victoria de otro partido. Una victoria que no es menor, pero que la gente vio que le garantizaban investigar, denunciar en caso de que fuera necesario, transparencia en la gestión y devolvernos cosas que ya habíamos perdido. Es una enorme responsabilidad, pero tan enorme como volver a creer que aún… No todos son lo mismo.

 

 

Nos han enseñado en ésta década, a diferenciar gastos de inversiones, a no bancarnos cualquier cosa por miedo a que no nos llueva dinero, a que cuando se buscan respuestas y se recibe silencio, el silencio también es una respuesta y dice mucho más.

 

Bulevares hecho tres veces, la plaza principal millonaria donde descubrimos que las baldosas no son materiales o que los contratos hay que interpretarlos, donde se gastaban nuestros recursos y no se invertían en necesidades urgentes, donde a todo le encontramos un pero y si, pero por las desprolijidades a las que nos quisieron acostumbrar, a que no se puede tener la brillante idea de comprar autitos eléctricos cuando Chivilcoy estaba pata para arriba por el tornado de aquel inolvidable 2 de diciembre. Porque no es cierto que en política vale todo, porque ocuparon transitoriamente un lugar de poder que el pueblo les confió y mas vale tarde que nunca, los condenó.

 

 

 

Porque con que cara se habla de los mas necesitados si se pasaron el día viendo que negocio podía engordar sus cuentas, con qué cara hablan de derechos si nadie les dio el derecho a despilfarrar los recursos, con qué cara hablan de las necesidades de los otros si durante tanto tiempo no fueron capaces de pagar sus teléfonos celulares o el combustible para sus vehículos. Aprendimos que cuando le decían oligarcas a los que piensan distintos, Evita había dicho que el político que se enriquecía TAMBIÉN es oligarca y no hay peor cosa que enriquecerse a costa del pueblo que alguna vez confió en ustedes.

 

 

Aprendimos que el pueblo tiene fuerza, fuerza que nos dieron ustedes, estando atentos a los emprendimientos privados, a los nombres y apellidos, a caminar por el centro y sentir que cada una de esas baldosas nos salieron muy caras. O la plaza millonaria que uno mira y se sigue preguntando, tanto dinero para esto? Asfalto fino, de mala calidad, sin proyección de que perdure en tiempo, hundiéndose bajo nuestro vehículos, cientos de casas destruyéndose con la necesidad de viviendas que hay. Acomodos, acomodos para negociar, acomodos para los sorteos de las viviendas, acomodos para empresas, acomodos para funcionarios, acomodos para amigos, acomodos. Por fin la gente se dio cuenta que a pesar de que pueden haber hecho mucho, no todo es lo mismo, porque siempre y es responsabilidad absoluta de ustedes, siempre hubo un pero…

 

 

Nos dimos cuenta que desperdiciaron un momento histórico para nuestra ciudad. Nunca en la historia había ingresado tanto dinero y en vez de ocuparse de atender nuestras prioridades, muchos, atendieron las propias. No les alcanzó, con un buen auto y una casita, fueron por mucho mas. Estábamos viendo sin mirar, como crecía la ciudad hasta que empezamos a ver, que la mitad de nuestros recursos se repartían entre funcionarios en sus sueldos. Nos pusieron en la nariz, emprendimientos privados que son el monumento a la clase política que llega para “salvarse”.

 

 

Pero de algo no se van a salvar, que es la condena social, la mirada condenatoria de la gente, la memoria. No nos alcanzan con verlos andar en bicicleta sabiendo lo que se esconde, no nos sirve que se hagan sus casas a escondidos o que dejen sus autos estacionados lejos, ni nos sirve que sean Trabajadores sociales que han lucrado con la necesidad de la gente, ni nos sirve que sean muy afilados con los números nuestros pero mucho más con los números propios. No nos sirve que ahora cuenten todo lo que vieron durante estos años, porque ya no lo podemos recuperar, no nos sirve que digan que ustedes, algunos, se van con las manos limpias cuando conocían todo lo que nos estaban haciendo porque eso los convierte en cómplices.

 

 

Sin duda a días, de asumir el nuevo gobierno, tendrá la mirada de la gente que pidió transparencia, que sepan administrar nuestro dinero, que nos garanticen atender prioridades, que no queremos más políticos que llegan a un lugar para hacer negocios en vez de representar los intereses de la gente.

 

 

Hoy nos enseñaron y de un modo violento, perverso, que NO TODO ES LO MISMO, QUE NO TODOS SOMOS LO MISMO Y QUE NO NOS PUEDE DAR LO MISMO TODO.

 

 

Aprendan que los fondos públicos tienen dueño, somos nosotros, no son de nadie y muchos menos de ustedes. Ojalá y es el deseo, que puedan conciliar el sueño, que alguna vez les cuenten a sus hijos como les cambió la vida la década ganada. Que les expliquen detalladamente, cómo ganaron lo que tienen, porque hay valores que nada tienen que ver con el dinero y son mucho mas importantes. Porque cada vez que miren a sus hijos, a sus amigos, a un vecinos tengan por lo menos la decencia de bajar la mirada y tener presente como les cambió la vida y a costa de qué, estos años.

 

 

No todos somos lo mismo, a no todos nos da lo mismo, por eso queremos una clase política que llegue a ponerse al servicio del pueblo y no, como han hecho a servirse de el.

 

 

 

Articulos relacionados

4 Thoughts to ““No todo es lo mismo, no somos todos lo mismo y no nos da lo mismo””

  1. Carlos C.

    El famoso “Hotel” fue el detonante para descubrir todos los negociados con testaferros que existìan. Tiene que ser muy necio el que niegue el aumento del patrimonio de algunos funcionarios. El pueblo sabe elegir. Ojalà el pròximo intendente de un ejemplo de honestidad y la demostraciòn cabal de lo que significa gobernar. Le deseo al Dr.Britos una muy buena gestiòn.

  2. Marta

    Porquè no se les hace juicio por enriquecimiento ilicito ?

  3. camilo podesta

    Es verdad. hay cosas mal hechas. otras varias veces ,una cara oculta de la politica pero no se puede cuetionar que en 12 años se transformo chivilcoy. son incalculables el numero de obras que nos quedan, centro universitario , hospital,escuelas, asfaltos , veredas , cloacas, aagua corriente, si no se vio eso , es por que no se quiere ver,
    Se termina votando a alguien que no tiene ni gabinete , ni proyectos ,ni ideas, ni presupuesto. eso paso a nivel local y nacional.EL TIEMPO DARA LA RAZON,

  4. marta

    Excelente artìculo. Coincido plenamente, porque todavìa hay gente inocente que piensa que todo lo hicieron para nuestro bien.

Dejar un comentario