Nicolás Hegi: domingo “Taller Vivencial, control del stress, ansiedad y depresión»

Este domingo Nicolás Hegi, invita a participar de un “Taller Vivencial, control del stress, ansiedad y depresión. “Para adquirir control sobre algo primero hay que conocerlo”.

Se llevará a cabo el domingo 7 de julio de 10 a 14 horas aproximadamente. Se entregará material impreso y Certificado de participación.

El lugar elegido: En ESPACIO LA SORTIJA: https://www.facebook.com/espaciolasortija/

Para mas información y reservar tu lugar, podés contactarte a través de facebook: Nico Hegi sino llamando al 2346416253.

Para conocer más detalles, entrevistamos a Nico en Mañanas Picantes, donde comenzó explicando “Es la tercera edición del taller vivencial. Lo que buscamos es poder ofrecer prácticas milenarias que por cuestiones culturales o por desconocimiento no tuvimos acceso a ellas y que son herramientas con las que contamos todos y que conociendo los orígenes del stress, ansiedad, conociendo también nuestra mente en relación a esas situaciones, poder abordarlo de forma completamente natural y biológica que tienen que ver con el conocimiento de nuestro cuerpo físico, energético, respiratorio y demás”.

“El lugar elegido es un espacio polifuncional hermoso como es La Sortija que es un espacio de campo cerquita  de la ciudad. Invitamos a los que estén interesados en conocer otra forma de abordar este tipo de estados. Lo llamo estados porque muchas veces se lo confunde con enfermedades y que no lo son, son estados de la mente”.

“Son herramientas que tenemos todos. Las herramientas son el cuerpo, la mente y las emociones. Es usarlas en el bienestar. En este caso es abordando y enfocando en estos estados, pero son cuestiones que estoy convencido que no es casual que no tengamos acceso o conocimiento o que nadie nos haya explicado siquiera a respirar. Nos enseñan cosas innecesarias para nuestro bienestar y esto es muy importante porque consiste en generarnos nuestra propia calidad de vida”.

“No se necesita experiencia previa y lo que se obtiene del taller sirve para toda la vida. No solo se comparte un marco teorico, sino que es vivencial, practico y que no es casual que no tengamos acceso a esa información, porque vivimos en un mundo de consumo y lo que busca ese mundo es que seamos dependientes de cosas externas, formas de pensar, medicaciones. Pero para este tipo de estado no es la solución, hay que encontrar el origen”.

“La herramienta la tenemos nosotros, hay que detectarla, saber utilizarla, conocernos y solucionar el conflicto. Dalai Lama decía que le llamaba la atención de Occidente porque vivíamos como si no fuéramos a morir nunca y moríamos como si no hubiésemos vivido. El tiempo es muy corto, el tiempo corre y debemos dejar de creer que todo depende del afuera o buscando responsables afuera. Todo está en uno y debemos saber que tenemos la potestad total sobre nuestro bienestar, sobre nuestro sentir. Son condicionantes, pero no son determinantes los factores externos”.

“La depresión, el stress, la ansiedad, es un estado provocado porque la mente está anclada en cosas del pasado, que las vive como si estuvieran pasando pero que realmente ya no está sucediendo, eso deviene con el paso del tiempo en una depresión y la contraparte que es la mente puesta en intentar tener control sobre el futuro, lo que va a venir y que también es inexsitente porque es una ilusión porque es una proyección, genera ansiedad por tener control de algo que todavía no pasa”.

“No podemos estar preocupados por algo que hoy no está sucediendo ni ocupar en algo que no está pasando. La idea es dar a conocer herramientas para poner la atención de la mente en el momento presente”.

“Mi objetivo en todo lo que hago, es poder brindar herramientas que a mí me hicieron bien y con lo que mejoré mi calidad de vida, me hace sentir bien y que este tiempo tan finito sea ser dueños de nuestro bienestar. Cuanto tiempo pasamos sin hacernos bien. Hemos crecido aprendiendo que ser generosos era no pensar en nosotros y eso no nos hace bien. Cómo podemos hacer bien si no nos hacemos bien a nosotros mismos. Hay que cuidarse uno, para poder cuidar a otros. La vida es corta, hay que disfrutar, amar realmente, hacernos bien y cuidémonos. Cuidar los pensamientos, nuestra mente y dar la importancia que merecen las cosas realmente”.

“Cuántas veces vemos una situación triste, trágica, lamentable y espontáneamente pensamos o decimos, de qué me quejo yo, mirá lo que le pasa al otro, yo tengo un montón de cosas que me hacen feliz, no me pasa eso, tengo que disfrutar de lo que tengo, pero ese estado, nos dura como mucho 48 horas y después volvemos al padecimiento, sufriendo y que el disfrute está puesto tan adelante que no existe hoy”.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *