Nicieza y Taverna Hnos. recorrido por los 70 años. «Las reglas del juego deben ser parejas para todos, si le devuelven a uno 22 millones, le deben devolver a todos, pero no pasa»

Fue entrevistado por Cristian Lausano, Eduardo Nicieza uno de los responsables de la empresa chivilcoyana “Nicieza y Taverna” quien se refirió a la situación actual en el marco del 70 aniversario de la misma.

“Estamos cumpliendo 70 años. No estábamos muy seguros si era noviembre o diciembre del 1951 pero encontramos algunos archivos que decían que la primera producción data de diciembre por lo que tomamos esa fecha para celebrar el cumpleaños. Mi papá tenía 23 años y trabajaba en un banco en Buenos Aires y cansado de viajar y el sueldo y con alma aventurera se fue a Beruti a trabajar para un tío que tenía un negocio de ramos generales. No le gustó tampoco y decidió volver a Buenos Aires donde estaban mis abuelos. Ese fin de semana anterior a su vuelta, estaba en el club del pueblo y conversando con una persona que resulta ser Roberto Taverna, le dice que estaba trabajando en una fábrica donde hacían hilos plastibarnizados y le comenta que no daban abasto para producirlo trabajando tres turnos y que se vendía muchísimo”.

Continuando con la historia, explicó: “Se le prendió la lamparita a mi papá para interiorizarse en el tema y Roberto le dice de hablar con su hermano que era el que más sabía porque estaba en mantenimiento. Quedaron en encontrarse mi papá con los hermanos Taverna esa misma noche en la plaza y ahí comienzan a charlar de instalar una fábrica parecida y surge la idea y se elige Chivilcoy porque estaba Pedro Caranzano que era tío de mi papá y que tenía un taller y porque estaba la super usina y se cortaba poco la luz que era muy importante porque cada corte de luz provocaba pérdida de tiempo y dinero. Ahí construyen los primeros extrusores. Así comienza ésta locura de Nicieza y Taverna Hermanos”.


Hoy, es una empresa magnífica motivo de orgullo para Chivilcoy.

  • Qué se necesita para ser una empresa que perdure en el tiempo y que tenga éxito?

Más allá de las buenas intenciones que tienen los empresarios que inician una empresa para triunfar, ganar dinero, superarse y un sinfín de cosas, de gente visionaria que apuesta a mejorar, a crecer y en eso siempre se identificó  mi papá. El siempre apostó a nuevos productos, a productos que no tenían alta competencia e inclusive a productos que en principio no eran rentables hasta que se imponen además del factor suerte y otras cosas que juegan, muchas veces al filo porque este país no da tregua, si trastabillas y caes, es muy difícil volver a arrancar y ponerse de pie. Tanto Nicieza y Taverna como Supertap o Envaril que fueron las empresas que creó mi papá tuvieron un buen respaldo tanto de su gente como en el mercado siendo empresas fuertes y pujantes. En este caso Nicieza y Taverna, nos encuentra con un buen presente, tiene muchos productos de venta en todo el país y en muchos rubros como ser automotriz, agrícola, petróleo trabajando en conjunto con Tenaris multinacional que nos genera muchísimo orgullo. El año pasado empezamos a vender unos caños particulares y desarrollamos en conjunto que nos abre un futuro extraordinario que puede abrir el mercado mundial. Son proyectos que avizoran un gran futuro para la empresa. Esto no surge de la nada, sino de mucho trabajo demostrando que sos competente, que tenés calidad, que cuidas el medio ambiente que hacen que te consideren como proveedor.

  • De la empresa más allá que es importante el reconocimiento de la calidad de los productos, se reconoce la calidad humana y con empelados con la camiseta puesta.

En 2010 cuando volvimos a tomar el control de la fábrica, yo estaba trabajando en Supertap y con los italianos no nos estábamos sintiendo cómodos y con mi papá decidimos volcarnos a Nicieza y Taverna que estaba un poco apartada. Tenía 90 empleados,  100 toneladas de fabricación mensual y con mi papá empezamos a proyectar inversiones, nuevos productos, se incorporaron ingenieros y se creó un departamento de calidad y mejora continua muy eficiente, se creó un departamento comercial con la tercera generación de Nicieza y Taverna donde entra Ezequiel Taverna nieto de Pepe, ahora mi hijo en marketing, desarrollo y costos y tenemos un grupo humano muy, muy eficiente, compenetrado y somos 180 personas trabajando hoy, 20 tercerizados y que tenemos un potencial de 250 a 280 personas. Si se alienan los planetas como digo yo, podemos llegar a esa cantidad de gente. Lo bueno, es que nosotros estamos incorporando muchos jóvenes sobre todo egresados del Industrial y en NTH están entrando chicos con unas ganas de aprender y progresar y demostrar su interés en todos estos proyectos y productos que es l que te dan ganas de seguir apostando.

Hoy Nicieza y Taverna tiene un capital humano excepcional. Caminas rincones de la fábrica y encontrás buena gente y eso es lo que hace que uno venga contento a la fábrica. Todo lo que ganamos lo invertimos en la fábrica y estamos continuamente ampliando, comprando equipos, generando trabajo de calidad, genuino y en obras genuinas de Chivilcoy.

  • Debe haber personas que ingresaron y fueron haciendo carrera en la empresa. Una empresa que reconoce el capital humano que hacen este presente y un futuro mejor?

La experiencia y el conocimiento es el bien más preciado que tiene una empresa. Cuando vos escuchas que los empresarios son los que te echan, que no entienden que el  costo más grande que tiene una empresa es la capacitación de los empleados. Te lleva mínimo un año capacitar a una persona y que responda. Lo último que a un empresario le conviene hacer es despedir gente, porque gente que despedís es gente que tiene un conocimiento del trabajo que no te lo va a dar uno que recién empieza. Nosotros valoramos mucho la experiencia de la gente. Tenemos empleados de más de 40 años y están en puestos que merecen porque se capacitaron para eso con el correr de los años. Yo estoy  orgulloso del capital humano de la empresa que es excelente.

  • Qué dice Julio Nicieza de los 70 años que cumplió la empresa?

Papá está por cumplir 95 años, viene todas las tardes a la empresa, se queda 3 o 4 horas y recorre cada sección, habla con los jefes, se interioriza de todo, de los clientes, de los proyectos, muy activo, muy enchufado con la empresa. Los 70 años lo movilizaron y lo sensibilizaron pero con todas las pilas puestas.

  • Se los ve que siguen apostando al crecimiento en un país que no la hace fácil.

La pandemia golpeó fuerte. A nosotros se nos puso fea pero resistimos y muchos otros no pudieron resistir y da mucha pena porque el trabajo, el fruto de muchos años por un mal manejo de la pandemia,  con una cuarentena innecesaria donde estuvimos encerrados 10 meses sin reforzar nada porque tuvimos 117 mil muertos. Si analizamos las decisiones del gobierno en pandemia hizo todo mal, absolutamente todo mal, eso nos golpeó a todos y nos golpea en lo anímico también. La pandemia por causas propias se va replegando, porque las vacunas te alejan un poco del miedo, empezas a centrarte en la empresa. Eso te va modificando el espíritu, pero seguimos viviendo en un país que no tiene política industrial, económica, con una carga impositiva que te hace trastabillar siempre. 

Nosotros tenemos 22 días hábiles del mes tenemos vencimientos impositivos, 160 impuestos que pagamos, todos los días tenés vencimiento de algo y esa carga impositiva te genera siempre temor de hasta donde se puede soportar y ves otras empresas le han devuelto 20 millones de pesos de impuestos y le han dado instalaciones y máquinas entonces decime donde está el riesgo empresario y cómo hicieron para que les devuelvan esos millones de pesos de impuestos porque a nosotros jamás nos devolvieron nada y nos sacan todo el tiempo. Las reglas del juego deben ser parejas para todos, si le devuelven a uno, le deben devolver a todos pero en este país esas cosas no pasan y caen muy mal. Nuestro objetivo es generar trabajo, ser la mejor empresa que podamos ser y estar insertos en la comunidad. Uno tiene que estar atento de tener a los empleados lo más contento posible e identificados  con la empresa, la empresa poder volcar en ellos todo el bienestar posible a ellos y la comunidad por eso estamos presentes ayudando a muchas instituciones porque queremos que Chivilcoy sea nombrada con respeto y orgullo en todos los ámbitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *