“Necesitamos de la ayuda de toda la comunidad para poder hacer este estudio”

p1470665

 

La Asociación Celíaca Argentina conjuntamente con el equipo interdisciplinario de profesionales médicos e investigadores del CONICET sobre Enfermedad Celíaca, participaron en la Exposición Rural de Chivilcoy.

 

 

 

Este grupo interdisciplinario está integrado por varios profesionales chivilcoyanos, compuesto por médicos, docentes universitarios e investigadores del CONICET, quienes recibieron el apoyo financiero del Ministerio de Ciencia Y Tecnología para el avance de un proyecto relacionado a la celiaquía, que posibilitará contar con un kit para la detección de la enfermedad y un software para el almacenamiento de datos y de esta manera contar con datos epidemiológicos.

 

 

 

 

Pacientes celíacos, familiares de celiacos, comunidad en general fue invitada a participar de este proyecto, en el cual se realizan análisis para la detección de anticuerpos en forma gratuita. La intención es continuar desarrollando el proyecto y llegar a más lugares de la ciudad.

 

 

 

 

 

Al respecto, el investigador del CONICET, Mauricio De Marzi, recordó: “La idea primordial comenzó hace dos años aproximadamente, nos llevó mucho tiempo elaborar los proyectos, conseguir financiamiento y todo se hace en un marco que implica trabajar con muestras humanas y necesitamos aprobación del comité de ética, hay mucha burocracia”.

 

 

 

 

“El proyecto fue tomando diferentes dimensiones de una idea original que consistía en tener un estudio estadístico y epidemiológico respecto a la enfermedad celíaca, a su vez desarrollar un software que le permita a los médicos hacer el seguimiento de los pacientes y a nosotros analizar los datos”, dijo, y agregó:  “asimismo buscamos correlacionarlos que puede ser, por ejemplo, el resultado de la presencia de un gen en una persona con su comportamiento, con la presencia, o no, de anticuerpos para la enfermedad celíaca con respecto al lugar donde vive, el agua que toma con diferentes parámetros que podrán relacionarse con el implemento de un software”.

 

 

 

 

 

“El software se encuentra en una etapa bastante avanzada que nos permite cargar muchos datos de la historia clínica de un paciente y a su vez como investigadores también nos posibilita relacionar todos esos datos y brindarnos alertas”, consignó De Marzi.

 

 

 

 

 

E indicó: “a su vez con esos datos poder confirmar si un paciente que sufre una determinada patología puede también sufrir de otra o porque viven en un determinado lugar, asimismo por realizar algo, todo a partir de datos de comportamiento, junto al lugar donde vive, su historia, otras enfermedades que pueda padecer”.

 

 

 

 

“El proyecto empezó a abrirse cuando comenzamos a conocer el costo de los reactivos y la dificultad, asimismo falta de cobertura de las obras sociales para realizar el diagnóstico nos llevó a la idea de desarrollar los activos en el país al ser todos importados y estamos bastante avanzados en llevar a cabo un kit nacional que reemplace los importados en un futuro para poder hacer el diagnóstico enteramente nacional”, subrayó.

 

 

 

 

Seguidamente, señaló: “No puedo dar un número certero en relación a dato epidemiológico, pero la realidad es que por la intuición, aquello que observo, los índices serían más altos que los reportados, aunque cuando hablo de reportado en Argentina existe solamente un dato reportado que es de La Plata pero desde hace muchos años”.

 

 

 

 

“Es el único indicador que se refiere a la enfermedad celíaca en  Argentina y ese dato rondaba del 1 por ciento de incidencia de la enfermedad. No obstante, considero que hay más cuando diálogo con la gente porque son muchas las personas que se acercan”, añadió.

 

 

 

 

Además, remarcó: “La intención es poner en blanco por un lado la situación que existe no solamente en Chivilcoy porque después de un dato certero en nuestra ciudad el propósito será llevarlo a otras y empezar a expandirlo para conocer si existe una distribución geográfica de la enfermedad, o no, además de saber si estamos dentro de los parámetros que internacionalmente informan otros países”.

 

 

 

 

“No tener datos es el primer escollo cuando se pretende hacer algún tipo de análisis con respecto a una política de salud determinada”, sostuvo.

 

 

 

 

 

“Necesitamos de la ayuda de toda la comunidad para poder hacer este estudio no solamente precisamos muestras de sangre de los pacientes celíacos, sino también de los familiares de esos pacientes celíacos”, mencionó, y expresó: “también muestras de sangre de todo aquel que tenga otra enfermedad inflamatoria intestinal que no sea celiaquía, necesitamos muestras de sangre de todos quienes tengan enfermedades autoinmunes y también de los pacientes que no tienen nada de lo mencionado como controles sanos”.

 

 

 

 

“Para poner a punto una técnica y cuando hay confusión en el diagnóstico o el problema en los diagnósticos precisamos a todas las poblaciones citadas junto al apoyo de toda la comunidad. Esperamos en el futuro poder continuar con este proyecto en otros lugares de la ciudad también”, manifestó.

 

 

 

 

 

Agradeció el apoyo de la Municipalidad de Chivilcoy, al intendente Guillermo Britos, el Dr. José Caprara por facilitarles el tráiler y extraccionistas del Hospital Municipal también a Juan José Ascheri y miembros de la comisión directiva de la Asociación Rural por el espacio cedido, a todos quienes colaboraron y a la Universidad de Luján junto al CONICET.

 

 

BitanhausPie

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *