Los ataron con precintos, los amenazaron con armas y robaron importante suma de dinero

Sin dudas, hubo un entregador, es la hipótesis que manejan investigadores y víctimas.  Si bien aún no hubo información policial sobre lo sucedido en el establecimiento rural de la Familia Quartel, se supo que al menos tres delincuentes, participaron del hecho y sospechan de un entregador, ya que días atrás, los propietarios, habían realizado  una importante venta de ganado.

Los delincuentes, se movilizaban en un Renault Clio y lograron alzarse con una importantísima suma de dinero en efectivo, luego de reducir a Diego Quartel y su hijo, a quienes los delincuentes los ataron con precintos en las sillas de la cocina de la vivienda.

Los delincuentes, se habrían alzado con una suma cercana al medio millón de pesos y se sospecha de un entregador. Personal policial, realiza una hermética investigación para tratar de dar con los delincuentes que se movilizaban en un Renault Clio, que fue abandonado en cercanías a San Andrès de Giles.

Llegaron al lugar a bordo de un Renault Clio tres personas que se habrían hecho presentes en el establecimiento, dándose a conocer como posibles compradores de lechones.

Minutos más tarde, mostraron armas de fuego y ataron con precintos a Diego Quartel y uno de los hijos en la cocina del lugar.

Los amenazaron y lograron alzarse con la importante suma de dinero y darse a la fuga.

El Renault Clio en el que se movilizaban, fue encontrado en Andrés de Giles. Las víctimas, alertaron a personal policial de Patrulla Rural, se encuentra trabajando en el lugar.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *