Estás leyendo

“La seguridad falló. Había ocho o nueve policías en un estadio con tres mil personas”

 

Luego del violento ataque en Pergamino al micro que transportaba a los jugadores de Independiente, Jorge Pereyra, capitán del equipo, manifestó a ‘Rojo Pasión’: “Estamos esperando para salir, tenemos todo el colectivo roto, una locura realmente lo que ocurrió, son cosas que no pueden suceder, es fútbol. Amén de un resultado positivo o negativo, no puede suceder”.

Posted by Veinticuatro Webtv on miércoles, 29 de noviembre de 2017

“Lamentablemente ante esta clase de hechos terminan pagando las consecuencias personas que no tienen nada que ver, espero se puedan tomar medidas, pero realmente en esta cancha no se puede venir a jugar” agregó el jugador.

Consultado sobre las fallas que de alguna manera permitieron el ataque, explicó “La seguridad falló. Había ocho o nueve policías en un estadio con tres mil personas, todas del club local e incluso hasta los mismos policías fueron agredidos, lógicamente que los árbitros que la ligaron de todos lados”.

 

 

“Nosotros no corrimos peligro porque salimos corriendo a tiempo, el vestuario estaba del otro lado en relación a la tribuna local, pero tuvimos que salir corriendo cuando ingresaron los hinchas e invadieron el terreno de juego, encerrándonos en el vestuario. Ahí se desató todo, empezaron a arrojar piedras, rompieron el colectivo, un verdadero desastre”.

“Tomamos la decisión rápidamente de abandonar la cancha cuando observamos que saltaron los primeros cuatro o cinco hinchas porque después comenzaron a meterse todos a la cancha, nos metimos en el vestuario, alcanzamos a cerrar la puerta”.

Consultado sobre heridos, indicó “No nos pasó nada, pero lamentamos lo ocurrido con los árbitros, fueron retirados del estadio en ambulancia, ojalá se tome cartas en el asunto de manera urgente y no quede todo en la nada. Dentro de la cancha desde el comienzo trataron de lastimarnos, iban con mala intención a disputar cada pelota, gritando. Mientras que, en nuestro caso tratamos de hacer el juego que nos habíamos propuesto”.

 

En cuanto a la agresión sufrida de la terna arbitral, el capitán señaló “No tienen nada que recriminarle al árbitro, le expulsaron dos jugadores y la sacaron barata porque tendrían que haberle expulsados unos cuantos más. No pueden decir absolutamente nada del arbitraje al contrario, fueron los jugadores  que empezaron a generar inconvenientes desde el principio, la dirigencia tendría que hablar con ellos porque fueron quienes comenzaron a provocar los incidentes que se suscitaron”.

 

Ahora enfrentan a Camioneros en semifinales

 

“Otra vez Camioneros, nos conocemos bastante, el año anterior nos tocó ganarles y llegar a la final, será un partido intenso donde quien menos errores cometa será quien juegue por el ascenso” finalizó Pereyra.

 

 

Articulos relacionados

Dejar un comentario

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.