“La concejal de Unidad Ciudadana tiene doble discurso. Pretendía que se viole una ordenanza que además perjudique al comercio local”

 

Natalia Giorgetti, Directora de Compras de la Municipalidad, salió al cruce en las redes sociales con la concejal de Unidad Ciudadana Constanza Alonso, quien había criticado a la gestión de Britos por no dejar que se instale una feria denominada #PreciosJustos.

 

En dialogo con Caro Gasparini en el programa radial Mañanas Picantes, Giorgetti explicó: “Sinceramente no contesto nunca en las redes sociales, no suelo hacerlo, pero en esta ocasión me pareció que no podía dejar de hacerlo. Realmente me ofendieron muchísimos las declaraciones de la concejal Alonso pero no lograba entender como después de una semana donde felicitaba por la emergencia comercial, estén pretendiendo que desde el municipio se acepte que comerciantes foráneos, porque hablamos de personas que tienen comercios en otros lados, vengan a Chivilcoy a realizar venta ambulante. Algo que en la ciudad además de perjudicar al comerciante, está prohibido”.

La funcionaria criticó con dureza el desconocimiento de la ordenanza municipal y el discurso de la integrante de Unidad Ciudadana; “Desconocen totalmente la realidad de los comerciantes de Chivilcoy, incluso desconociendo algo que parece tonto, los valores; con los que compramos en almacenes y supermercados. También el desconocimiento sobre la ordenanza que prohíbe eso. Creo que la gente lo entendió de la misma manera, hoy desde la oficina de compras tengo mucho contacto con comerciantes locales, y todos los que hable hoy coincidían en lo mismo; la mejor manera es cuidarnos entre nosotros mismos. Cada comerciante paga sus tasas, sus impuestos, y nos permite seguir adelante. Los comerciantes locales buscan también tener los mejores precios. Me parece muy irresponsable de su parte y perjudicial para los comerciantes locales, además de demostrar que no conoce que está prohibido”.

Giorgetti recordó que con la recaudación que se realiza mediante impuestos, tasas y demás, la gestión de Guillermo Britos acaba de lanzar un plan de becas laborales; “Mucha gente va a tener la posibilidad de capacitarse y progresar.¿Nosotros le vamos a dar la posibilidad de que vengan comerciantes de otros lugares a vender productos que se consiguen a los mismos precios? Es contradictoria la postura de decir una cosa, después de impulsar una emergencia. Es decir, en el Concejo pide emergencia y después pretende que desde el Municipio violemos la ordenanza y perjudiquemos al comercio local”

La funcionaria municipal agregó: “Sinceramente creo que se equivocó; por ahí le ayudamos a repensarlo de otra manera. Entiendo que tal vez se haya apurado a criticar a la gestión municipal porque lo que expresó es contradictorio”

Finalmente una vez más aclaró el por qué de la decisión de no permitir una feria de estas características; “La responsabilidad es defender a los chivilcoyanos, a los comerciantes, al almacenero de la esquina de casa que tiene dos empleados, la familia que trabaja en ese almacén. Creí que no desconocían el contexto, pero evidentemente hay un doble discurso; y por eso dije lo de la hipocresía. Me conviene a mi en esta situación, entonces digo determinada cosa, y luego puede dejar de convenirme, parece que es su forma de hacer política”.

 

Texto completo de Natalia Giorgetti en redes sociales: 

Hace algunas horas, comenzaron a circular por las redes sociales esta serie de mensajes de la Concejal de Unidad Ciudadana, Constanza Alonso y, aunque no suelo contestar este tipo de publicaciones, en esta oportunidad siento que no puedo dejar de hacerlo.

Pretender que el gobierno municipal convalide que un emprendimiento privado venga a nuestra ciudad a realizar venta ambulante en contra de lo establecido por la legislación vigente y causando un enorme perjuicio a los comerciantes locales parece ser una burla hacia los vecinos de Chivilcoy. Una burla que se acrecienta si tenemos en cuenta de donde proviene el empresario que nos quieren vender como el abanderado de los “precios justos” y que se hace imposible de tolerar si tan solo nos damos una vuelta por el comercio de nuestro barrio para comparar los precios.

Como dice la concejal Alonso: “Desde nuestro lugar de funcionarios, debemos intentar resguardar lo máximo posible a los habitantes de nuestra ciudad de una realidad cada vez más dura a nivel nacional” y es eso justamente lo que estamos haciendo: los comerciantes de Chivilcoy, esos que pagan impuestos y dan trabajo a nuestros vecinos, tienen que ser defendidos. Defenderlos es defender a todos los chivilcoyanos.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *