«Joaco» el nene que fue trasladado en helicóptero: «Sigue con oxígeno, respirador porque sus pulmones siguen graves y riñones también. Pero hubo pasos muy buenos»

El 5 de septiembre un chico de 12 años de nuestra ciudad, fue trasladado en helicóptero hacia el Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde permanece internado.

Consultado ese día, el Secretario de Salud, informó a La Gaceta en el lugar. “Un menor de 12 años que ingresó al Hospital Municipal en las últimas horas con una infección que comenzó en la piel. En la rodilla, que comenzó con una esguince que había tenido. Le habían hecho una inmovilización y tenía un grano que habitualmente le salen al paciente en otras partes del cuerpo (forúnculo)”.

“El tenía el grano, en la misma rodilla que se había esguinzado y estaba tomando la medicación indicada por vía oral, pero en las últimas horas comenzó con dolor torácico y la infección ocasionó que llegara al pulmón ocasionándole una neumonía que se generalizó” indicó el doctor.


El día viernes, Loreana, una de sus hermanas, compartió una síntesis de cómo se encontraba «Joaco» al día de hoy. Consultada sobre eso, explicó

«Hoy, después de 19 días con internación en terapia intensiva, y con 18 días de la asistencia ECMO, la Oxigenación por membrana extracorpórea, es una técnica extracorpórea para proporcionar soporte cardíaco y respiratorio a pacientes cuyos pulmones y corazón están gravemente dañados y no pueden desarrollar su función normal. Podemos decir que Joaco le dijo Chau! a esa asistencia».

«Su cuadro no deja de ser delicado, pero ya no necesitará de ésta aparatologia y eso es un paso bueno».

«Tengo millones de mensajes de todas las personas buena onda, que se preocupan por la salud de mi hermano, entonces me pareció justo que sepan también de estos pequeños pasos de mejoría de parte de mi hermano. Quiero que sepan que mi hermano es un león, que ésta guerra la estamos peleando entre todos y el mucho más. Se está bancando todo, es un rey!».

«Ahora todo dependerá de Joaco y si dios quiere en breve también saldrá de esa sala de alta complejidad para trasladarse a una cama de terapia pero con menos cuidados intensivos, que eso es bueno también».

En este sentido, agradecida a todos quienes se preocupan y consciente que aún queda un largo camino por transitar, Loreana valora que cada avance en su salud, por chiquito que parezca, con el cuadro en el que ingresó su hermano es un montón. «Estamos felices. Así que ahora a seguir esperando y que el siga dando pelea. Sigue con oxígeno, respirador por que sus pulmones siguen graves y riñones también. Pero son pasos muy buenos»

Agradeció a todos la preocupación e invitó a seguir rezando y enviándole la mejor de la energías para que se siga recuperando «el león de la familia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *