“Hola Doctoras” Trastornos motores esofágicos

Las Dras. Maragarita Cimarelli y Ana Rosa Cánepa, en su segmento radial  “Hola Doctoras” de los miércoles a las 8.30 dentro del programa !Mañanas Picantes” que se emite por AM 1410 y FM 101.5 “Hola Doctoras”, informan a la comunidad sobre distintos temas de salud.

 

TRASTORNOS MOTORES ESOFÁGICOS

Son un grupo de enfermedades que afectan al esófago, y que se caracterizan por la existencia de anomalías en el movimiento del cuerpo esofágico y del esfinter esofágico inferior. El cuerpo del esfago tiene fibras musculares longitudinales y transversales que se mueven coordinadamente para realizar su trabajo. Los esfínteres, superior e inferior, que son anillos musculares, tambien deben moverse coordinadamente. Cuando esto no pasa, aparecen los trastornos motores, que son varios.

Dentro de ellos se encuentran la acalasia, espasmo esofágico difuso, y esfinter esofágico inferior hipertónico entre otros.

¿Cuál su causa?

La mayoría de los trastornos motores se deben a un aumento o disminución de la contractilidad de la musculatura esofágica. En otros casos el problema radica en el esfinter esofágico inferior (válvula localizada en la parte final del esófago), que puede tener problemas porque no se abre adecuadamente o porque esté aumentada su presión , provocando en ambos casos dificultad al paso del alimento. Esto tambien puede deberse a Chagas, enfermedad que descartamos por una prueba de laboratorio o Diabetes, entre otros.

¿Cómo se diagnostican?

La prueba principal para el diagnóstico es la manometría esofágica., cuyo objetivo es ver si el esófago se está contrayendo y relajando apropiadamente

Durante la manometría esofágica, se pasa una sonda delgada y sensible a la presión a través de la nariz hasta el estómago. Cuando la sonda esté en el esófago, le pedirán que trague y se medirá la presión de las contracciones musculares a lo largo de varias secciones de la sonda.

Otras pruebas se pueden realizar como el esofagograma (radiografía con papilla de bario), endoscopia digestiva y ph metria esofágica. Esta última mide la presencia de ácido procedente del estómago en el esófago, así como el número de veces que ocurre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *