Había una vez un intendente…

18466

 

 

Hubo una vez un señor, que durante años trabajó para convertirse en el jefe comunal de su ciudad. La pulseada no era fácil, la ciudad era la cuna oficialista, con beneficios económicos sostenidos durante años. Cuando hablaba de sus intenciones de llegar a conducir el municipio, muchos estaban convencidos que no le iba a ser nada fácil. Algunos ni siquiera, apostaban porque estaban convencidos que eso, era solo un sueño de él.

 

No es el político común y lo demuestra en forma permanente. Hizo su campaña, desde las localidades de campaña hacia el centro de la ciudad. Pueblos ignorados durante años porque no significaban “votos”. ¿Fue estrategia? No, nadie hubiese hecho lo que hizo el. Porque es lo más difícil y lo menos “Conveniente”. Fue reafirmar el compromiso, mostrarles a los vecinos que no era a lo que estábamos acostumbrados a ver.

 

Logró ser electo Diputado. Y eso a esos muchos, no les gustó nada y por ningunearlo a él, terminaron ninguneando a su propia lista…Durante los dos primeros años, fue reconocida su tarea legislativa logrando convertir en ley muchos de sus proyectos y siendo valorada su gestión por los distintos espacios que le valió ser mencionado como uno de los legisladores más laboriosos.

 

Durante ese tiempo en su ciudad, tuvo que ver como su condición de representante del pueblo elegido por voto popular, era ignorado por el oficialismo de turno. Mientras en la ciudad, muchos ojos se abrían, comenzaban a escucharlo en algunos medios, veían el costo de las obras, los negocios no del todo claros, el despilfarro de recursos en estética y no en prioridades, los saltos de cargo en cargo, los puestos por ser amigos y no por capacidad, etc. Fueron acumulándose algunas cosas que la gente dejó de comprar. Sumado a esto, desde el oficialismo, tal vez la cantidad de años, hicieron que se acumule la soberbia, que la mesa chica de las decisiones sea cada vez, más chica, que en vez de leales, eran aduladores, oportunistas.

 

Comenzó la carrera hacia el Palacio Municipal. Desde algún sector de prensa, convertido un poco en lo mismo que el oficialismo, en eso, de la soberbia, con el versito ese de que “desde este medio elegimos el intendente”, las millonarias pautas, etc.… intentaron taparlo, con noticias mentirosas, ignorándolo. Lo que no tuvieron nunca en cuenta, es que este, no era el político común. Careta, mentiroso, esos que te dicen lo que vos querés escuchar. Hecho curioso, nunca visto que la plana de ese diario se repartía entre el oficialismo y el tercero que no tenía ninguna posibilidad de acceder siquiera a meter un edil en el Concejo.

 

Por su parte, el oficialismo, enfrentaba la pelea más difícil. Posibilidades de perder las elecciones en manos de un “ex policía” que hacía campaña electoral fuera de lo común, saliendo del estereotipo de los políticamente correctos, hablando sin vuelta. ¿Qué posibilidades tiene este de arrebatarnos la muni? se debían preguntar…

Llegaban encuestas que no les gustaban nada, los comentarios de la gente en los distintos medios les empezaban a preocupar y a caer desde la cima del pico más alto y pensar que se podía perder

 

Y llegaron las PASO…

 

El oficialismo tuvo la certeza de que se podía perder. La gente tuvo la certeza de que se podía terminar con el oficialismo.

 

Un milico, un soberbio, un tipo que no mide lo que dice, no tiene carisma, tantas cosas más se escuchaban hasta que ese mismo… fue elegido Intendente.

 

La historia no termina ahí, sino que recién comienza… Nunca pensaron que podían perder, “Si con el despilfarro de guita que hicimos, obritas que si bien no eran de calidad la gente lo ve, pobres dolobus” y la muni le fue entregada haciendo agua en todas las áreas, con plata que no se sabía ni donde estaba, con deudas de años, y todo lo que ya el pueblo se imaginaba.

 

Pero encima, este milico, soberbio, poco carismático, sin tacto para decir las cosas y el políticamente fuera de lo común, le dijo a la gente la verdad de cómo era la situación… Y todavía, tal vez falta saber más…

 

Fue tan alevoso lo que se hizo en la ciudad, que su combate político ni siquiera es con la segunda mayoría. Hecho curioso también y digno de análisis. Su combate es con quienes lo combatieron durante años, con quienes fueron funcionales al ex oficialismo, quienes durante años cayeron en la compra de voluntades, silencios, esconder cosas que no les convenían disfrazada de pauta publicitaria jugooooosa.

 

Encima… este… tuvo el tupé de decirlo de frente y sin que le tiemble el pulso. Los llamó frente a todos… mercenarios, mentirosos, especuladores y extorsionadores. A ellos que hace un tiempo decían que al intendente lo hacían desde sus tapas, a esos que les quedan los bolsillos llenos, pero que perdieron lo que nunca debían perder… la credibilidad, eso viste… que es difícil ganar y tan fácil perder, pero que mucho mas, cuesta recuperar. Porque además… como dice el dicho, del ridículo… del ridículo no se vuelve.

 

Lo que es peor, para algunos, pero no para la gente, es que el tipo este, gestiona, pero gestiona distinto, porque no gestiona para la pantalla, gestiona para la gente y encima, parece que está encaprichado por ser honesto y transparente…

 

Por ahora, este capítulo termina, pero este final, es apenas el principio.

 

Agrupación “Pensando la política”

0 comentarios sobre “Había una vez un intendente…

  • el julio 28, 2016 a las 9:28 pm
    Permalink

    El cambio donde esta? Mas robo, mas motos, calles rotas y el señor de vacaciones!! Dejate de joder

    Respuesta
  • el julio 29, 2016 a las 9:10 am
    Permalink

    Totalmente de acuerdo Fabio,muchos hablan por que creen en la magia que la vendieron durante 12 años,mentiras totales y represalias si hablabas
    Un periodismo pago que simulaba los robos y hoy los vomitan por que no hay billetera
    Ojalá la gente se saque las anteojeras y sepa que en 7 meses no podes cambiar y sin plata las falencias dejadas,la falta de ética y de educación.
    Dejen que hablen señal que no le son indiferentes ,ya el tiempo evaluará resultados
    Se les terminó el curro a muchos y eso es lo que les duele.
    Dios esta en el cielo ,acá un Sr que trabaja para el pueblo .
    La magia que se lo dejen a los magos.

    Respuesta
  • el julio 29, 2016 a las 9:15 am
    Permalink

    Hermosas palabras llenas de realidad
    Estamos con ustedes y orgullosos del intendente que tenemos.

    Respuesta
  • el julio 29, 2016 a las 9:22 am
    Permalink

    Que pasa cuando uno habla de la epoca ganada;como sinónimo de corrupción molesta y me borraron mi opinión
    Una verguenza .
    Vamos Britos estamos con ustedes a morir.

    Respuesta
  • el julio 29, 2016 a las 4:21 pm
    Permalink

    Che, “Del Barrio” (de los dolobus), ¿Cuándo estuvo de vacaciones el intendente? Por lo visto sos de los que se “informan” con Denezzio por la Radio K 1550 a la mañana. Entonces pagale vos la guita de la “publicidad” con la que curraron estos 12 años, y porque se les cortó ahora, critican a Britos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *