Estás leyendo

“Fueron muy prolijos quienes ingresaron porque utilizaron guantes para cometer el ilícito, ni el piso ensuciaron”

 

De Aristimuño “Fueron muy prolijos quienes ingresaron porque utilizaron guantes para cometer el ilícito, ni el piso ensuciaron”

 

Antonio De Aristimuño denunció la sustracción de varias armas de fuego y caza que se encontraban en una vivienda de su propiedad, ubicada en inmediaciones de la Ruta Provincial N° 51 y el Arroyo Martija. El hecho habría ocurrido entre el viernes a la noche y el sábado a la madrugada.

 

 

Los malvivientes habrían querido abrir una puerta y al no lograr su cometido, rompieron una ventana para ingresar al interior de la vivienda que hay en el lugar. Se llevaron armas y municiones, sustrajeron un fusil 308, una escopeta calibre 12, una carabina con mira telescópica, largavistas, cuatro cuchillos de caza, 62 balas de fusil, 200 balas de carabina, 100 cartuchos del 12 y un revolver antiguo, aunque aparentemente no revolvieron buscando más nada y se fueron con lo mencionado.

 

El Comando de Prevención Rural de Chivilcoy inició una causa por robo con la intervención de la UFI Nº 7, confirmando la sustracción de armas que se encuentran declaradas pidiéndose el secuestro de las mismas.

 

Al respecto, el damnificado señaló: “Un hecho lamentable por las cosas que se llevaron, asimismo por el hecho que ingresen en tu casa y siempre conformándonos en relación al menos mal que no me pasó nada, menos mal que no se llevaron otras cosas. Estoy un poco cansado del conformismo, pero es la realidad. Sentí impotencia por el hecho que hicieron lo que quisieron. Es una sensación fea”.

 

“El sábado por la mañana cuando llegó me encuentro que quisieron romper la puerta, la noté forzada, aunque lo primero que observo son las dos ventanas abiertas y no me explicaba cómo al irme en la noche del viernes me las había olvidado de cerrarlas”, relató, y agregó: “Le resté importancia porque podría haber sucedido, sigo caminando aunque cuando voy a abrir la puerta la encuentro toda torcida y al no poder abrirla, sí abrieron las ventanas”.

 

“Lo primero que hice fue llamar a la Policía sin tocar nada aunque desde afuera al mirar por las ventanas me di cuenta que faltaban un fusil, una escopeta y la carabina tampoco, asimismo las balas, cartuchos”, consignó.

 

 

E indicó: “Fueron muy prolijos quienes ingresaron porque concurrió policía científica e inmediatamente me comunicaron que utilizaron guantes para cometer el ilícito, ni el piso ensuciaron”.

 

“Se llevaron aquello que encontraron a la vista, no revisaron más nada, abrieron los cajones de la cómoda pero los cerraron tras sustraer las balas del fusil, no dejaron nada tirado, no dieron vuelta todo, en absoluto. Es más hasta dejaron los cuchillos ‘más truchos’”, subrayó.

 

Asimismo, consideró: “Muy extraño el robo porque las armas estaban todas declaradas, al hacerse la denuncia fueron dadas de baja, por lo tanto si quieren venderlas deberán limarles los números y para quedárselas no podrán utilizarlas tampoco. Las armas las utilizaba para la práctica deportiva, aclaró el productor.

 

 

Articulos relacionados

Dejar un comentario