Estás leyendo

Franetovich: “A Cristina la votan ahora hasta que se den cuenta. Lo nuestro es ser coherentes”

 

Randazzo cada vez más solo y Franetovich se refirió a eso en la localidad vecina de Chacabuco. El ex ministro del interior debe duplicar la cantidad de votos obtenidos en las PASO de agosto para lograr convertirse en Senador y los sondeos indican que no llegaría a obtenerlo.

 

El candidato a senador provincial por el Frente Justicialista Cumplir, Ariel Franetovich, visitó  Chacabuco y fue entrevistado por el Chacabuquero.com.ar

El ex intendente la vecina ciudad criticó con dureza a Unidad Ciudadana, y también a dirigentes del Partido Justicialista local, como el diputado Mauricio Barrientos, por hacer público que en las próximas elecciones apoyarán la candidatura de Cristina Fernández y Jorge Taiana para el Senado de la Nación.

Franetovich acusó a los representantes de Unidad Ciudadana de la Cuarta Sección electoral de tratar de “comprar” con puestos políticos a los candidatos de Cumplir para que no participen en octubre o acompañen a la boleta de Cristina Fernández de Kirchner, dejando de lado a Randazzo.

 

-¿Se está dando una dispersión de los candidatos del Frente Cumplir?

 

-Yo sigo en el mismo espacio, en el de Randazzo, que vino para quedarse, para construir futuro, y para cumplir con la palabra, con la coherencia. La gente, lo que pide en la calle es que los dirigentes políticos sean coherentes, que cumplan con lo que dicen. No estoy de acuerdo con que hay una dispersión. Sí hay operaciones de prensa, que están originadas en Unidad Ciudadana, que tienen que ver con dispersar votos y gente de las listas de Randazzo. Nosotros tenemos listas en 122 de los 134 distritos de la provincia y no se ha bajado ninguna. Sí tuvimos manifestaciones en tres o cuatro distritos, pero no en más. Hubo mínimas expresiones de dirigentes como los de Hurlingham y Chacabuco. Son dirigentes que han manifestado que van a votar a Cristina.

 

 

Lo que hay son grandes operaciones de prensa. Sabemos que, como se dice en Política, ‘Unidad Ciudadana tiene fierros’ y los utiliza. La gran mayoría de la gente que integra listas en el espacio de Cumplir tiene convicciones, está firme, es gente que sabe siempre lo que quiere. Somos parte de un peronismo que hay que renovar, que tiene que entender que tenemos que defender a los trabajadores y a la Industria, a la Producción, que es la que genera trabajo. Nos vamos a quedar y lo vamos a hacer desde el peronismo, no desde afuera.

 

 

Somos leales al partido al que pertenecemos. Randazzo ha decidido dar la pelea desde adentro y se ha quedado. En este contexto de polarización, haber sacado 600.000 votos en la provincia no es poca cosa. Aquellos muy pocos, como en Chacabuco, que se han expresado sobre votar a Cristina, realmente nos preocupa por la política, por el mensaje contradictorio que le dan a una comunidad.

 

Decidieron integrar un frente y a la mitad de un cronograma electoral manifiestan públicamente que van a votar al representante de otra lista. La verdad, esto deja mucho que desear. Están subestimando a la gente. ¿Qué esperanza puede tener la gente con esta personas? Es lamentable y poco creíble.

 

-¿Pudo hablar con alguien de Chacabuco sobre esta situación?

 

-Yo tengo muchos amigos en Chacabuco, como los chacabuquenses tienen muchos amigos en Chivilcoy. Estoy acá porque ante esta situación vamos a abrir un local. Estoy arreglando con Héctor Francolino y un montón de compañeros que ven muy mal la actitud de los muchachos que integran parte del peronismo de Chacabuco, que de un día están con uno, y al siguiente están con otro, dentro de un mismo proceso electoral. Vamos a trabajar intensamente. Florencio Randazzo está muy convencido de lo que está haciendo.

 

Hoy, lamentablemente, Cristina Kirchner termina siendo un estorbo para el progresismo, para el peronismo. Si se le pregunta a cualquiera que integre Unidad Ciudadana, que diga con la mano en el corazón, si cree que Cristina puede llegar a ser presidenta, te va a decir que no. Ella tiene un desgaste enorme. Es algo que tenemos que cambiar desde la política. No puede ser que en Argentina y Latinoamérica tengamos liderazgos tan fuertes que no generan un recambio.

 

Creo que tenemos que ir a una reforma constitucional donde no se permita la re reelección del presidente, ni siquiera pasado un tiempo, como Estados Unidos. Uno tiene que dejar el poder, no es de uno, es del pueblo. Con Randazzo vamos a dar la pelea, vamos a continuar y defender cada distrito en el que estamos. Le vamos hacer honor a los 600.000 votos que nos acompañaron. Vamos a seguir creciendo. Tenemos expectativas y esperanzas. Los 600.000 votos son muchos más que lo que sacó (Agustín) Rossi en Santa Fe. Randazzo lo hizo sólo en 3 días. Fueron las PASO de una elección legislativo, donde la gente está preocupada porque no llega a fin de mes, tiene la angustia de pensar que puede perder el trabajo. Hay muchos vecinos de Chacabuco que creen que Randazzo puede ser una alternativa para el 2019 y ese es nuestro objetivo.

 

-¿Cómo se realiza una campaña sabiendo la base que se tiene y en una elección en la que entran dos senadores por la primera fuerza y uno por la segunda?

 

-No hay desgaste. Esto es a futuro. Empezamos a construir un espacio político. Hoy se llegó a 6 puntos en las PASO. Falta octubre y estamos mirando hacia el 2019. Sacamos 600.000 votos y no es poca cosa. Hay que consolidar lo obtenido y mirar hacia el futuro. El peronismo se debe una renovación y Cristina cumplió un ciclo. Por otro lado, como nosotros repudiamos actitudes de dirigentes que juegan a dos puntas, también va a ser repudiado por la sociedad. También son repudiables esos dirigentes de Unidad Ciudadana de la Cuarta Sección Electoral que tratan de comprar y bajar dirigentes de nuestras listas. Me ha pasado. Han llamado a la gente de la lista de 9 de Julio, de Rivadavia  y otros distritos, ofreciéndoles cargos para que bajen las listas. La verdad es que no lo han logrado. Espero que sea un hecho aislado y no generalizado, porque hay muchos dirigentes de Unidad Ciudadana que son respetables. Espero que corrijan este tipo de actitudes que son éticamente incorrectas.

-Julián Domínguez nunca habló de este tema. Después de que se dejó de tenerlo en cuenta como candidato de Cumplir desapareció de la escena política. Randazzo tampoco ha venido a Chacabuco. ¿Cómo ve eso?

 

-Se dio el hecho de que Julián no haya sido candidato por una circunstancia muy particular. Los intendentes que acompañaban a Florencio pidieron que encabece la lista de diputados un jefe comunal. Julián tenía aspiraciones de encabezar. No pudo ser. Él ha tomado la actitud del silencio o de que sus dirigentes se expresen a favor de Cristina. Hoy (por ayer) vemos en el diario, lo que considero una operación de prensa porque de ninguna manera el Papa va a llamar a Cristina por Julián Domínguez ni ningún candidato. La realidad es que las cosas son así, hay que aceptarlas como son. Yo soy un dirigente que como Randazzo, no me interesa el resultado sino el compromiso asumido. Tenemos un rumbo que es el de reconstruir al peronismo y hacerle entender a los que siguen al peronismo, que Cristina ha cumplido un ciclo, y que no ha generado su propio relevo. La obligación de todo dirigente es hacerlo. Por eso estamos donde estamos.

 

 

-¿Cómo va a impactar todo esto en la Legislatura provincial teniendo en cuenta el bloque de diputados que integra Mauricio Barrientos?

 

 

-No lo se. Creo que ya Barrientos se ha expresado públicamente. Arrancó apoyando a Randazzo y terminó, a mitad de un cronograma electoral, diciendo que apoya a Cristina, con una lista de candidatos de Cumplir. A las explicaciones la tiene que dar el dirigente a su comunidad. Cuando uno pide votar a gente de otra lista, en medio de las elecciones, está faltando el respeto no sólo a los que lo votaron sino a la gente que no lo votó. De alguna manera, es como cartearse jugando al Truco.

 

-¿En anteriores elecciones no se dieron cortes de boleta para favorecer a los candidatos locales sin decir que había apoyo a los cuerpos superiores de otras fuerzas?

 

-Por eso se da el descreimiento de la gente en la política. Yo fui intendente dos veces. Fui reelegido con el 74 por ciento de los votos. Me ha tocado ganar todas las elecciones. Siempre fuimos coherentes. Nunca hicimos eso. Siempre defendimos a nuestra fuerza sin importar los resultados. No se puede hacer política viendo para donde va el viento o donde va la gente. Eso es oportunismo político, falta de códigos. Es faltarle el respeto a la sociedad. El día de la elección la sociedad te pone en caja, en vereda.

 

 

-¿Cómo ve la situación electoral en Chivilcoy?

 

 

-El resultado de las PASO es un reconocimiento de toda la comunidad a Florencio Randazzo. No es fácil que la comunidad de un apoyo tan contundente a un candidato desde la calle, porque no estamos ni en el gobierno nacional, ni en el provincial, ni en el municipal. Es una reivindicación. En su momento, fuimos leales a Néstor (Kirchner) y Cristina, aún cuando no estábamos ciento por ciento de acuerdo con algunas cuestiones. Pusimos la cara, la cabeza y finalmente se nos pagó, primero eligiendo a Amado Boudou como candidato a vicepresidente, cuando tenía más cuadros políticos, y segundo, no dejando competir a Randazzo con (Daniel) Scioli. Randazzo es un hombre de la política y hasta ahí llegó. Por eso inició su propio camino.

 

-¿Cómo ve el futuro del Partido Justicialista a nivel provincial y nacional?

 

 

-Lo veo bien en la medida en que el justicialismo tiene ciclos. Hoy está en un ciclo complicado. Pero no hay que cerrarse solamente en el justicialismo. Tenemos que trabajar con todos los sectores, generando desarrollo, defendiendo al comercio, a la industria, agregando valor. Tenemos que renovarnos. Tiene que haber señales para una sociedad que pretende que nos modifiquemos. En el peronismo, aquellos que integren el sindicalismo, que generen una renovación. Es una demanda social que hay que atender y nosotros estamos escuchándola. Florencio Randazzo le decía a Néstor Kirchner ‘dejanos participar, ser alternativa, mostrarnos, porque hay que generar relevo’. Si no generamos nuevos dirigentes, terminará pasando lo que pasó en otros países de Latinoamérica, como dice Rafael Bielsa, que hay liderazgos tan fuertes que pretenden enquistarse en el poder, y para un país eso termina siendo nefasto.

-¿Cómo hacen para ser una opción si no incluyen a un sector como el de Cristina Fernández que hoy es acompañado con el voto de muchas personas?

 

 

-La votan ahora hasta que se den cuenta. Lo nuestro es ser coherentes. Randazzo vino para quedarse y para construir. Vamos a predicar lo que nosotros creemos. Seguramente, va a haber gobernadores que se van a sumar a esto, que entienden, aunque no lo han manifestado públicamente, que el ciclo de Cristina está cumplido y que ella debe tener el gesto, que no tuvo hasta ahora, de hacerse a un lado. Lo debió haber hecho ahora y permitido que los dirigentes vayan a una Primaria.

-¿En ese futuro se tendrá en cuenta a los sectores que hoy integran Unidad Ciudadana o el Frente Renovador?

 

-Hay dirigentes de esos sectores que son muy valiosos, pero tienen que dejar de ser obsecuentes con Cristina. Ella se ha rodeado de obsecuentes que nos va a llevar al riesgo de permanecer ella, algo que alimenta el gobierno, teniéndola a baño María, ni bien ni mal, porque es lo que le asegura, potencialmente, una reelección. Le tenemos que hacer entender a la gente que todo no es Macri o Cristina, que hay otras alternativas. Que cada uno vote por lo que realmente cree. No es algo de vida o muerte, Cristina o Macri. No vamos a ir para donde va el viento.



Articulos relacionados

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: