Formas de prevenir la brucelosis caprina

Quizás no sea la enfermedad más común entre los consumidores de las grandes ciudades, sin embargo, es importante conocer acerca de ella porque puede transmitirse a través de los alimentos.

Buenos Aires, 2 de septiembre de 2019 -La brucelosis caprina es una enfermedad transmitida por alimentos (ETA)producida por la bacteria Brucellamelitensis que genera problemas reproductivos y abortos en las cabras, y puede transmitirse a las personas provocando una enfermedad crónica.

Es por eso que en el marco de la campaña “No comprometas tu salud”, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informa acerca de esta ETA y brinda una serie de recomendaciones para prevenirla.

¿Cómo se transmite?

Las cabras se infectan a través de la ingesta de agua y alimentos que contienen labacteriaBrucellamelitensis, por el consumo de leche materna (cabritos) o por el contacto con fluidos corporales de animales enfermos.

La trasmisión a los consumidores se relaciona con el consumo de leche cruda, quesillos y otros productos lácteos que, en su elaboración, utilizan leche sin pasteurizar o hervir.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la brucelosis incluyen fiebre intermitente o irregular de duración variable, dolor de cabeza, debilidad, sudoración, escalofríos, adelgazamiento y dolores generalizados. Es por eso que ante cualquiera de estos síntomas, el Senasa recomienda asistir al centro de salud más cercano.

¿Cómo prevenirla?

· Evite consumir quesos de procedencia dudosa o que no hayan sido elaborados con leche pasteurizada.

· No consuma productos o subproductos de origen caprinocomo quesos, leche o dulce de leche que no se encuentren elaborados en plantas habilitadas por el Senasa.

· Mire siempre el rótulo del producto, cuya información debe contener el nombre del fabricante, productor o fraccionador de la marca, número de lote, y fecha hasta cuándo se puede consumir.

· Al comprar leche y productos lácteos frescos, compruebe siempre la fecha de elaboración.

Los controles sanitarios

Todos los establecimientos lácteos donde se trate, manipule, elabore, industrialice, fraccione, estacione, envase o deposite leche o sus derivados, tanto los que se destinen para consumo interno como para exportación deben encontrarse registrados, habilitados y cumplimentar con las exigencias y requisitos de higiene contemplados en las regulaciones nacionales y, en caso de exportar sus productos, cumplimentar con las exigencias y normas de los mercados o países de destino.

La habilitación y fiscalización de los establecimientos elaboradores de productos lácteos que realicen tránsito federal y, por lo tanto, sus productos sean destinados para consumo en cualquier partees realizada por el Senasa.

Ante cualquier duda comunicarse con la sede del Centro Regional Pampeano del Senasa, en Chivilcoy, a los teléfonos (0234) 436271/72/73.

Share this...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *