Felice: «El único negocio posible es el que beneficia a los vecinos»

Frente al arsenal de mentiras que buscan confundir a la gente, considero necesario responder a los dichos públicos del exconcejal del espacio Juntos, Gabriel Fagliano.

En primer lugar, la municipalidad no hace negocios particulares. El intendente y todo su equipo cuidan el dinero de los contribuyentes y lo invierten de la mejor manera posible. La transparencia de nuestra gestión no es un título, la ponemos en práctica.

Probablemente a Fagliano le hubiera gustado que esto no fuera así. Este tipo de declaraciones (que además son alentadas por otros militantes de su espacio) son de una bajeza extrema en la búsqueda de ganar una elección.


Ahora, no esquive lo que dijo, no de vueltas y hágase cargo de sus declaraciones. “Hacer negocios” es grave. Denuncie ante el Poder Judicial.

En el mismo sentido, el concejal José Ferro se enoja y dice una nueva incongruencia, considerando que una carta documento va en contra de la libertad de expresión. Justamente esa libertad tiene límites, como la privacidad y la dignidad de las personas.

Sobre las dudas que tiene en la designación de los empleados del municipio, ¿acaso usted cree que el intendente no es libre de elegir a los funcionarios con quienes quiere trabajar? Entendiéndose a ellos como personas con funciones políticas, sin estabilidad, elegidos en base a la confianza necesaria para el cargo designado y que pueden ser removidos en cualquier momento y circunstancia.

Es difícil de entender, también, la molestia que le ocasiona el cambio de una autoridad del Concejo Deliberante. Cuando Gabriel Fagliano era concejal no tuvo inconvenientes en arreglar con La Cámpora para designar a una secretaria de Juntos y una presidenta del kirchnerismo (que tanto le molesta), sin problemas de ignorar la elección popular que renovó la confianza de Guillermo Britos como intendente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.