En el Hospital Municipal Fornos se está utilizando en pacientes con covid, los «cascos Helmet»

El Secretario de Salud José Caprara informó que se utiliza en el Hospital Municipal “Dr. Santiago Fornos”.

La empresa argentina Ecleris, especializada en equipamiento médico, desarrolló un sistema de ventilación no invasiva para pacientes de COVID-19 que puede reemplazar en muchos casos el uso de respiradores mecánicos, uno de los insumos más críticos a la hora de enfrentar la pandemia.

Los cascos para ventilación no invasiva fueron desarrollados por ingenieros de la propia compañía, en colaboración con equipos médicos de los Hospitales Fernández (CABA) y Zonal General de Agudos. Su utilización ya fue aprobada por la autoridad sanitaria, la ANMAT, y están comenzando conversaciones con distintas organizaciones públicas y privadas para su uso en centros de salud de todo el país, mientras comenzaron la exportación a otros países de América Latina.


“Los cascos son similares a una escafandra, transparentes, y permiten inyectar el oxígeno con una presión superior, lo que genera un efecto benéfico en los alvéolos pulmonares, que en muchos casos colapsan por el efecto del COVID-19. Además, evitan la dispersión del virus a través del aire expirado por el paciente, ya que cuentan con un filtro viral y bacteriológico. Con otros sistemas de oxigenación esa dispersión existe, y es causa de muchos casos de enfermedad en médicos y enfermeros”, explicó Marcos Ledesma, médico y uno de los fundadores de la compañía que desarrolló el equipamiento.

Según la experiencia internacional, los cascos permiten evitar entre 30% y 60% de los entubamientos de los pacientes, liberando así el uso de respiradores mecánicos, uno de los insumos más críticos en esta pandemia.

Caprara informó que se está utilizando en pacientes de nuestra ciudad y consultado sobre los detalles explicó “Es un dispositivo que adquirimos este año, se suma a la posibilidad de suministrar alto flujo con presión positiva que comenzamos a utilizar hace unos días. Es un dispositivo que no todos lo toleran porque a algunos les puede generar sensación de encierro, claustrofobia”.

“Quienes la toleraron han tenido buena evolución. Hemos tenido en el Hospital pacientes que la utilizaron y se han recuperado. Si bien estamos anunciando fallecidos, también hay muchos pacientes que se recuperan, se van de alta y eso es una gran satisfacción y trabajo de todo el equipo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *