El robo de los 100 mil pesos, nunca existió

comiportada

 

Propietarios del comercio ubicado en Avenida Ortiz 76, a quienes les habrían robado una suma muy importante de dinero, desmintieron que el hecho delictivo haya existido.

 

Con fecha del 24 de Julio, se dio a conocer por un medio de comunicación, la siguiente noticia:

 

Robaron 100.000 pesos en un arrebato en la vereda del Banco Credicoop

 

Los hermanos Ivana y Félix Sánchez fueron víctimas de un audaz robo en pleno centro y en horas del mediodía, al sufrir el arrebato de un bolso con alrededor de 100.000 pesos, que iban a depositar en la sucursal Chivilcoy del banco Credicoop Cooperativo, de Sarmiento y Pringles.

Los jóvenes Sánchez, hijos del recordado Juancito Sánchez, integrante del exitoso equipo de competición de Paco Bustos y Coco Ambrosio en la década del 80, habían emprendido un negocio de computación con venta de insumos, reparación de equipos de computación y play station, fotocopias y el Rapipago, que funciona muy bien.

Como todos los días, el miércoles 20 de julio alrededor de las 14, salieron en moto desde el local denominado Tecnomet de avenida Ortiz 76 hacia el centro de la ciudad, con la finalidad de depositar. Ivana con una bandolera colgada de su cuello, su hermano con una mochila. Para hacer más rápido Ivana se bajó en la esquina de Pringles y Moreno para que Félix pueda seguir hacia el Provincia, para hacer un trámite similar.

Cuando la joven había recorrido 50 metros, dos desconocidos, subieron con la moto en la vereda y le arrebataron el bolso con el dinero, huyendo con rumbo desconocido, con la fuerte suma de dinero en su interior, sin mayores palabras, ni tampoco golpes, aunque sí con la lógica sorpresa e impotencia que produce un hecho de esas características, a 200 metros de la plaza principal y a plena luz del día.

Lógicamente hicieron la denuncia policial, y las cámaras de seguridad podrán brindar un fuerte respaldo a la investigación, aunque a 4 días de ocurrido el hecho no se tiene información oficial sobre lo sucedido.

La realidad es que los hermanos Sánchez no tienen el respaldo suficiente para cubrir este dinero robado, que en realidad no era propiedad de la familia, sino que era la recaudación del Rapipago, con una pequeña comisión por su cobranza.

El hecho- según nos informaron algunos vecinos- afectó  de sobremanera a los damnificados, quienes a la fecha no tenían definido la continuidad del emprendimiento comercial en el local del frente de su vivienda.

 

 

Desde la Secretaría de Seguridad y la Policía Comunal, rapidamente aclararon que NO habían radicado denuncia pero que ante semejante afirmación de lo sucedido, se actuó de oficio, abriendo una investigación.

 

Días más tarde, el mismo medio publicó:

 

El hurto a los propietarios de Tecnonet fue de $86.000

Así lo confirmó una fuente vinculada al comercio ubicado en la avenida Ortiz 84. El propio intendente, a través de las redes sociales y varios medios de comunicación locales, salió a cuestionar la veracidad de esta información.

 

El hecho se produjo el miércoles 20 de julio en horas del mediodía, bajo la modalidad de arrebato, en inmediaciones de la calle Pringles y Moreno, de nuestra ciudad, cuando los damnificados se dirigían a realizar un depósito bancario, con la recaudación del sistema de pagos online de una reconocida empresa nacional.

Periodistas de LA RAZON tomaron conocimiento de este ilícito el pasado sábado, siendo confirmado por fuentes muy cercanas a las víctimas, quienes dieron a conocer que la cifra sustraída rondaba la suma de $100.000. En tanto, de la consulta efectuada a fuentes relacionada al comercio surgió que el monto robado fue de $86.000.

Asimismo la misma persona consultada aclaró que no se radicó la denuncia policial porque de esa gestión se iba a encargar la empresa de pagos online, pero ratificó la existencia del hecho y lo publicado por este medio, salvo en el monto total de lo sustraído.

Cabe señalar que el propio intendente Guillermo Britos, a través de las redes sociales y varios medios de comunicación locales, salió a cuestionar la veracidad de esta información.

Por otra parte, desde la Policía local se hizo saber que no se había registrado ninguna denuncia y que se iba a realizar una investigación de oficio.

Mientras tanto, luego del hecho, Tecnonet cortó el servicio de Rapipago colocando un cartel en el frente del local (foto) y deberán afrontar ellos y sus garantes, el pago ante la empresa de cobranza.

Las víctimas de este ilícito fueron los hermanos Ivana y Diego Sánchez, hijos del recordado Juancito Sánchez, integrante del exitoso equipo de competición de Paco Bustos y Coco Ambrosio en la década del 80.

Los jóvenes habían emprendido un negocio de computación con venta de insumos, reparación de equipos de computación y play station, fotocopias y el servicio de pago de servicios online que funcionaba muy bien y que desde ayer decidieron interrumpir.

El ilícito se produjo el pasado miércoles cerca de las 14 horas, cuando ambos salieron en moto desde el local ubicado en Avenida Ortiz 84 hacia el centro de la ciudad con el dinero para realizar los habituales depósitos bancarios.

La joven se bajó de la moto en Pringles y Moreno mientras que su hermano siguió en dirección a la plaza 25 de Mayo. A los pocos metros, dos desconocidos subieron a la vereda con una moto y le arrebataron a la mujer el bolso con el dinero, dándose a la fuga.

 

 

Esto motivó además, que uno de los periodistas del medio que afirmó que el hecho había sucedido y que dabas cifras exactas, lugar, hora y que afirmaba que “Lógicamente hicieron la denuncia policial, y las cámaras de seguridad podrán brindar un fuerte respaldo a la investigación”, realizara un descargo por los dichos del Intendente, donde escribió:

 

Usted mintió –o sus funcionarios le ocultan información- cuando dijo que habíamos inventado un hecho. Usted dijo: “No me preocupa lo que intentan hacerles creer a la gente pero es preocupante que hablen de un robo de 100 mil pesos que nunca se denunció ni que los propios supuestos afectados lo digan” (sic).

Queda claro que no inventamos nada, el hecho existió y si su preocupación es que la realidad pase por lo que se denuncia, es como admitir que le interesan más las estadísticas que la realidad.

 

 

En el día de hoy, según información que maneja LA GACETA DEL OESTE, los propietarios del comercio, aclararon que no existió tal robo y que desconocen de donde surgió la información que publicaron en ese medio ni la intencionalidad, confirmando que el hecho nunca existió.

 

BitanhausPie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *