Estás leyendo

El kirchnerismo irá con frente propio y no le dará la interna a Florencio Randazzo

 

 

 

El espacio que encabeza Cristina Kirchner jugará por fuera del PJ en las elecciones legislativas. La decisión fue confirmada a Infobae por fuentes de La Cámpora.

 

 

 

El kirchnerismo decidió lanzarse a la carrera electoral con un espacio propio que, de no haber cambios de último momento, se llamará Frente Ciudadano para la Victoria.

La información fue confirmada a Infobae por fuentes de La Cámpora, minutos después de que se conociera un comunicado del PJ Bonaerense en el que se dejaba en claro que Florencio Randazzo estará habilitado para participar en las PASO del Partido Justicialista.

La propia Cristina Kirchner encabezará mañana en el Instituto Patria un encuentro con intendentes y concejales, donde se ratificará esta resolución y se buscará dar una muestra de fuerza de cara a las elecciones de medio término.

 

 

La incógnita ahora pasa por saber qué efecto inmediato provocará en los caciques peronistas esta decisión de jugar por fuera del PJ. Por lo pronto, en el kirchnerismo están convencidos de que la figura de Cristina Kirchner arrastrará a los jefes comunales a apoyar al Frente Ciudadano.

En La Cámpora no tienen dudas de que los intendentes peronistas seguirán masivamente la estela de la líder del kirchnerismo, quien de todos modos aún debe oficializar su candidatura. Eso es clave para asegurar adhesión al nuevo espacio.

 

 

 

CAMBIO DE ESCENARIO

En este contexto, un dato importante es que sin el sello del PJ, el kirchnerismo no podrá obtener la mayor parte de la financiación que da el Estado para la campaña electoral. Este nuevo escenario deja en un lugar incómodo a los intendentes de la Provincia que quieran acompañar a Cristina. Todos ellos son afiliados al partido y deberán rearmar la estrategia electoral en sus distritos.

La decisión de la ex presidente de crear un nuevo frente sin el histórico partido le abre la puerta a Randazzo para competir con el sello del PJ. Lo haría sin integrar ningún frente electoral  y liderando una sola lista por dentro del partido.

Al ser el único candidato del partido, el ex ministro se quedará con el importante ingreso económico que implica competir por el PJ. La ley de financiamiento de los partidos políticos (26.215) indica que el 50% de los recursos publicitarios, que destina el Ministerio del Interior, se dividen en partes iguales entre todos los partidos que participan. El otro 50% se reparte según la cantidad de votos que sacó el partido en la última elección. Como fue el PJ el que participó en los últimos comicios, el ex ministro se quedaría con la mayor parte de la financiación.

 

 

 

Si Randazzo y Cristina decidieran presentar cada uno una lista en la elección general del 22 de octubre, el peronismo quedaría dividido en tres. Una parte del electorado acompañaría a la ex mandataria, otra al ex ministro y una tercera a Sergio Massa. Ese escenario es el que mayores beneficios le traería a Cambiemos, ya que los votos opositores se dispersarían en distintos candidatos que, en mayor o menor medida, representan al PJ.

El próximo 24 de junio se vence el plazo para presentar las listas de candidatos. Ese será el límite de tiempo que tendrán Randazzo y Cristina para confirmar sus candidaturas. La decisión del kirchnerismo de abrir un nuevo frente sin el PJ termina con la posibilidad de obtener una lista de unidad en la que convergieran ambos dirigentes.

El ex ministro está dispuesto a competir en las PASO con una lista única y en representación del Partido Justicialista. En cambio, la ex mandataria aún no confirmó si será candidata. En caso de que no lo sea, una dupla conformada con intendentes que gobiernan en los distritos más importantes del Conurbano podría encabezar el espacio.

Articulos relacionados

Dejar un comentario