El Ejecutivo provincial no publicó aún el coeficiente para el reparto de fondos entre los municipios. Preocupación entre los intendentes

El Ejecutivo no publicó aún el coeficiente para el reparto de fondos entre los municipios. Extraoficialmente, algunos saben qué les tocará. Los opositores ya hablan de caídas. Y exigen celeridad, ya que necesitan saber con qué fondos contarán este año.

Sancionada la Ley de Presupuesto 2022, que contiene la previsión de gastos y recursos para el próximo año, quedan algunas cuestiones pendientes para resolver.

El texto aprobado dispone 17.000 millones de pesos en concepto de Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) para distribuir entre los 135 municipios bonaerenses, además de otros $ 7.000 millones por Fondo de Seguridad, reintegrado para el periodo siguiente.


Sin embargo, queda por resolver la forma en que serán repartidos los fondos, y que se determina en base al Código Único de Distribución, conocido por la sigla CUD.

La Provincia viene demorando la publicación del índice correspondiente a cada distrito, en el que habrá, como cada año, ganadores y perdedores. Una compleja alquimia de sumas y restas que tuvo como protagonistas a legisladores, intendentes y dos funcionarios de Axel Kicillof: el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, y el vicejefe Juan Pablo de Jesús.

Los intendentes esperan ansiosos la difusión del que les corresponde a cada uno, algo vital para determinar los gastos y presupuestos locales, que podrían alterarse según sea el resultado que muestre la balanza.

Sin nada oficial a la vista, algunos jefes comunales de la oposición aseguran tener datos por debajo de la mesa, y en muchos casos alertan por la pérdida que tendrían respecto de los números de este año.

Así lo hicieron saber, por ejemplo, varios alcaldes de Juntos de la Cuarta Sección, quienes alertaron por la caída de ingresos que tendrían las arcas de sus comunas. Entre ellos, Bragado o Junín.

También mostró su preocupación el intendente PRO de Ramallo, Gustavo Perie, quien aseguró a Diario del Norte que su distrito tiene el 43 por ciento de sus ingresos por fondos coparticipables, alertando de que “una baja en el CUD podría tener un fuerte impacto en la economía municipal”.

En diálogo con La Tecla.info, el alcalde de Adolfo Alsina, Javier Andrés, sostuvo que “nosotros la información oficial del CUD no la tenemos, pero extraoficialmente creemos que vamos a quedar igual o un poquito mejor.  No somos de los más perjudicados”.

El jefe comunal radical dijo que ya elevaron el Presupuesto y la fiscal Impositiva, aunque todavía no lo aprobaron, pero lo hicieron porque vencían los plazos legales para presentarlo.

Este año se modificó el CUD y se actualizó el criterio mixto que se venía aplicando, es decir, un criterio que mezcla datos de ocupación de camas o población con los resultados económico-financieros de los últimos tres años.

Días atrás, un intendente boina blanca había señalado que “como todos los años, habrá ganadores y perdedores”, adelantando que habrá que buscar alguna fórmula para compensar a los que más pierdan.

La Tecla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.