Estás leyendo

Dr. Granero, gripe A: “Los virus tienen su pico más fuerte, pero que sigue circulando todo el año. No hay razón para que todo el mundo entre en pánico”

11182105_10205803747486567_5780889264503300278_n

 

El Dr. Mariano Granero es hijo de Daniel, el chivilcoyano que estuvo internado en el Hospital italiano con Gripe A.

Consultado por cómo se desarrolló la enfermedad de su padre, Mariano explicó “Se confirmó a días de haberlo internado en el Italiano que tenía la conocida H1N1 cepa del 2009 que es la porcina. no la aviar que tanto daño hizo. Mi papá comienza el cuadro en Chivilcoy, con 38, 38 y medio de fiebre que lo normal es tener por tres días. El estuvo seis días sin mejora en la curva térmica y con 39 grados y un poco más cosa que me llamaba la atención. El lo tomó como una gripe común y en casa estaban todos con un cuadro similar, pero iban mejorando y mi papá que era el primero con el cuadro, no mejoraba. Un día estábamos hablando por teléfono y le dije que no estaba evolucionando bien y le dije que viniera al Italiano. A la hora estaba internado”.

 

Mariano cuenta, que Daniel, su papá estaba siendo bien atendido en Chivilcoy con sus médicos de confianza, pero que a el lo inquietó que no mejorara por lo que había pautas de alarma. “Causa mucho miedo el diagnóstico. Nosotros vemos gripe A frecuentemente y son derivados. En las ciudades no son frecuentes por lo que genera miedo, pero la realidad es que vemos gripe A todo el tiempo en los hospitales de alta complejidad. Aprovecho para decirle a la gente que no es para asustarse, que los virus tienen su pico más fuerte en invierno y otoño pero que sigue circulando todo el año. No hay razón para que todo el mundo entre en pánico, salga a vacunarse, comprar barbijos ni nada. La vacunación es importante, pero hay grupos de riesgo con sus indicaciones”.

 

La vacuna está indicada para grupos de riesgo, algunas patologías de base, menores de 2 años, mayores de 65 y embarazadas. Daniel no tenía la vacuna ya que no estaba dentro de esos grupos. Sobre esto Mariano agrega “Esto pasa, no es frecuente pero pasa y no hay que entrar en pánico. Es un misterio dónde se contagió mi viejo porque fue posterior a las fiestas, compartimos mucho tiempo juntos esos días. La verdad es un misterio, pero resalto que no estamos en epidemia, forma parte de los casos poco frecuentes pero  esperables del virus”.

12565343_10207565382286336_8929877994423257733_n

Consultado por el tratamiento, Granero explica “En el Hospital hay un protocolo bastante estandarizado, lo de mi papá era infeccioso y en estado aséptico, que es un estado no solo infeccioso sino que estaba bajo en plaquetas y glóbulos blancos que daban un poco de gravedad por lo que automáticamente quedó internado. Por lo general, cuando se sospecha de un cuadro infeccioso, por protocolo se le da antibiótico de amplio espectro que no es el de casa, sino endovenosos y de manejo intrahospitalario y el tamiflu. Mi papá mejora con todo lo que se le fue dando y con los antibióticos se previene una sobreinfección con alguna bacteria porque el  pulmón enfermo es un caldo de cultivo y complique el cuadro. Por todo eso se recuperó bastante rápido. Estuvo internado por una semana, ya al tercer día estaba mejor y a los dos, tres días se fue de alta. Obviamente débil, pero a seguir recuperándose en su casa que es muy importante”.

 

Mariano cuenta que como profesional de la salud, vio con su papá la importancia para los pacientes de volver a su casa. “Yo a mi viejo le decía que estaba cuidado, en tratamiento, contenido pero el quería estar en su casa tomando mates y la verdad es un peso para las personas estar lejos de sus cosas”.

 

Aprovechando su profesión, consultamos al Dr. Granero sobre qué cosas marcan las pautas de alarma para saber diferenciar los cuadros “En principio, si estás dentro del grupo de riesgo, se deben vacunar. Eso no significa que no se van a enfermar pero si se va a evitar la parte grave de la enfermedad. En casa por ejemplo, todo el grupo familiar tuvo gripe, pero solo mi papá fue el grave, probablemente si mi viejo estaba vacunado esa forma grave se prevenía y hay que dársela todos los años. Los cuadros clásicos, pueden ser catarros, mocos, tos, dolor corporal y con fiebre de 38, 38,5 y no mas de tres días. La pauta de alarma es que pasen dos o tres días y que la curva térmica no mejora. No significa que es gripe A, pero sí que hay que prestar más atención porque no es la evolución de la gran parte de la población. No quiere decir que sea gripe A y que puede ser una evolución distinta, pero si que hay que ver el cuadro con más precisión. Aclaro esto porque vi publicado que como pauta de alarma era tener más de 38 grados y era Gripe A y eso no es cierto”.

 

Agrega “Cuando uno respira, lleva una frecuencia de más o menos 12 a 20 veces por minuto y si uno además de la fiebre, respira más rápido, le falta el aire debe llamar la atención y consultar para saber qué pasa y diagnosticar”.

 

Dengue

 

Aprovechando que el Dr. Mariano Granero trabaja en el Hospital Italiano en la ciudad autónoma, consultamos por la alarma por varios caso de dengue. “Yo de hecho cuando noto lo de mi papá primero pensé en influenza o dengue porque era un cuadro febril prolongado, trabaja en el campo y Chivilcoy está dentro de una zona que si bien no es endémica puede darse casos. El cuadro es bastante parecido al de la gripe A con el manejo de la fiebre alta pero el dengue es complicado porque tiene un espectro grande en cuanto a las manifestaciones clínicas. Dengues leves y graves que requieren internación según el caso a veces en sala general y otras en salas cerradas. Los síntomas pueden ser variados y hay que tener en cuenta la curva térmica, prestar atención a los síntomas de una gripe fuera de lo normal y consultar al médico pero sin miedos”.

 

Granero resalta que la gente no debe tener miedo y subraya una y otra vez, que tener fiebre alta no es sinónimo de dengue o gripe A. “Hay que consultar al médico, no deben tener miedo y la información que se trasmite mal, asusta y eso no está bueno. Lo más importante es la higiene adecuada de las manos, parece una pavada pero es importantísimo. Llevar alcohol en gel, higienizarse es prevención. Toser sobre el codo no en las manos y los chicos eso lo saben y lo adoptan perfectamente, a los grandes nos cuesta más. Es llamativo cómo los más chicos han adoptado éstas dos pautas y eso es una conquista porque es una generación ganada. El lavado de manos es fundamental”.

Articulos relacionados

Dejar un comentario