Desplazaron al titular del CPR. El policía baleado en Alberti, debía haber tenido un compañero de respaldo.

Esta mañana fue designado como nuevo jefe del Comando de Prevención Rural el subcomisario Sebastián Rodríguez. Si bien no existió una comunicación oficial que indicara qué los motivos llevaron a desplazar al comisario Sebastián Catturetti, estarían relacionados con que el efectivo baleado se encontraba solo haciendo la recorrida cuando en realidad una unidad mínima operativa son dos agentes.

El comunicado oficial expresa que “el Comisario Mayor Raúl Coronel, Director Operativo Zona Norte, junto al Coordinador Zonal de Seguridad Rural de Chivilcoy, Comisario Inspector Joselino Báez, puso en funciones como Jefe del CPR Alberti, al Subcomisario Sebastián Rodríguez en relevo del Comisario Mario Caturetti, quien seguirá prestando servicio en la coordinación zonal de Seguridad Chivilcoy. En el acto se encontraban presentes el personal del servicio del CPR, como así el Secretario de Gobierno Municipal Pulero Martin”.

Un policía que ya no presta servicio, que fuera jefe de operaciones e instructor rural le confirmó a este medio que la unidad mínima operativa se compone de dos efectivos, que el Policía baleado debía haber tenido un compañero de respaldo.


El hecho se produjo pasadas las 21 horas del martes, en las inmediaciones de la Escuela Nº 5, en un camino rural, a unos 80 metros de la ruta 5. Allí dos sujetos que estaban estacionados a bordo de una camioneta Toyota Hilux Gris, fueron los que abordaron al Policía cuando este se disponía a identificarlos.

Los sujetos lo golpearon, se produjo un forcejeo que derivó en que le arrebataran al subteniente Esteban Gómez el arma reglamentaria con el que le efectuaron dos disparos. El primero impactó en el dedo meñique de la mano derecho y el segundo en la rodilla izquierda, con orificio de entrada y salida de la bala.

Una ambulancia lo trasladó al Hospital en primera instancia y anoche por los impactos de bala fue derivado a la Clínica Fritz Roy de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *