Estás leyendo

¿De qué lado estás? y de qué lado no estás

66340_476505985713841_1672550403_n1

 

Me preguntaba de qué lado estoy? Y llegué a la conclusión de que es más fácil responder del lado que sé que no estoy. No estoy del lado de quienes se nos rieron en la cara cambiando radicalmente su realidad económica. No estoy del lado de la gente que no puede explicar dónde van los fondos públicos, no estoy del lado de la gente que se jacta de hacer veredas y plazas millonarias cuando hay tantas otras necesidades. Tampoco estoy del lado de quienes dicen orgullosamente haberles devuelto “la dignidad” a través de un plan social, porque entiendo que la dignidad, es otra cosa, es laburo, es educación, es vivienda, es salud, es tener la heladera llena, es vivir con las necesidades básicas cubiertas.

 

 

 

 

¿De qué lado estoy? Estoy sin dudar del lado de quien denuncia una irregularidad y también del que pide por justicia. Estoy del lado de quien no se enriquece a costa de la gente diciendo que solo piensa en cada uno de nosotros. Estoy del lado de quien puede justificar cada centavo de los fondos públicos pero también de su patrimonio. Estoy del lado de quienes aceptan un error y lo corrigen pero sobre todo, de quienes tratan de no cometerlo. Estoy del lado de quienes apoyan la cabeza en la almohada y duermen tranquilos y también de quienes pueden seguir mirando a los ojos.

 

images (4)

 

Sé que no estoy del lado de los que se dejan engañar con la necesidad de 18 familias, porque puedo ver que detrás de ese discurso hay un negocio millonario para pocos y pérdidas para el municipio. No estoy del lado de quienes viven del estado y buscan eternizarse. Ni de quienes se enriquecieron para vivir de los que nos robaron. No estoy del lado de quienes ocupan cargos por ser amigos y no por capacidad. No estoy del lado de quienes “militan” con recursos del estado. No estoy del lado de quienes no pueden responder por qué se compran veredas dos veces o de quienes aprueban comprar autos eléctricos en medio del desastre del 2 de diciembre. No estoy del lado de quienes no pueden responder a los pedidos de informes ni tampoco de quienes pagan por la nota del domingo y no se someten a ser entrevistados por todos los medios. No estoy tampoco, con quienes buscan obsecuencia o sobornan a través de la pauta oficial. No estoy con quienes se rodean de obsecuentes y no aceptan una crítica. No estoy con quienes desvían fondos, con quienes no pueden explicar la cantidad de funcionarios que hay ni de los 4 millones de pesos que pagamos a profesionales que nunca pudieron explicar. No estoy con quien dice una cosa y hace otra.

 

frase-el-verdadero-hombre-no-mira-de-que-lado-se-vive-mejor-sino-de-que-lado-esta-el-deber-jose-marti-190714

 

 

Estoy del lado, de quienes creen que aún se puede, de quienes creen que hay otra forma, de quienes creen que se pude ser político sin ser corrupto, de quienes quieren que por fin nuestro país sea todo eso que nos enseñaron, el granero del mundo, el país rico por su naturaleza. Estoy del lado de quienes queremos que el corrupto vaya preso pero que devuelva lo que se robó. Estoy del lado de quien genere trabajo y no de quien esclavice a través de una limosna, un favor o una garrafa. Estoy del lado de quien permite expresarse, pero también del que debate y discute con respeto. Estoy del lado de quien no mira a otro como su enemigo por pensar y sentir distinto. Estoy del lado de quienes no quieren que les roben, del que extraña Chivilcoy cuando se tomaba mate en la vereda, se llevaba la cartera en el canasto de la bici y de quien no se acostumbra a que le roben la moto o la casa. Estoy del lado de quienes creemos en que algo mejor puede venir.

b2756-282661_412282955489319_674630393_n

 

 

 

 

Articulos relacionados

Dejar un comentario