Críticas a ANSES y PAMI por el bono de 1600 pesos a jubilados por los «bolsones» de los meses marzo, abril y mayo

La medida generó críticas por el monto y por la cantidad de mercadería que reciben los jubilados.

La directora Ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich y la titular de ANSES, Fernanda Raverta, anunciaron que se otorgará una suma fija y extraordinaria de $1.600 a 540.000 personas afiliados en reemplazo de los bolsones de alimentos que habitualmente se distribuían a través de centros de jubilados y pensionados. Cabe señalar que estos centros se encuentran actualmente cerrados a raíz de la pandemia de Covid-19. 

En una conferencia de prensa, la titular del PAMI explicó que este subsidio será otorgado a las personas que se encuentran en una condición de vulnerabilidad y necesitan un refuerzo para comprar sus alimentos. Asimismo, detalló que el pagó se hará por una única vez por los meses de marzo, abril y mayo y se incorporará como concepto a los recibos de haberes, tras un convenio firmado con ANSES. La suma a depositar es variable ya que depende de la zona geográfica y modalidad del bolsón.  


«Instruimos en conjunto entre el PAMI y el ANSES la posibilidad de que estos 540,000 beneficiarios, que ya tienen ese beneficio, lo puedan cobrar a través de ANSES porque los centros de jubilados están cerrados», señaló Volnovich.  

 Por otro lado, las funcionarias comunciaron que también se  asistirá a los centros de jubliados, con un subsidio solidario de sostenimiento de $15.000.  «PAMI tiene 4.200 centros de jubilados y muchos están con riesgos de poder cerrar porque no pueden afrontar los gastos de luz, del gas y muchas veces del alquiler, así que hemos determinado también como un complemento un subsidio de $15.000 para que estos centros de jubilados puedan pagar y afrontar financieramente estos próximos meses mientras sus puertas están cerradas», afirmó Volnovich.  

Por su parte, Fernanda Raverta, indicó: «hubo algunas dificultades en relación a un descuento que se hacía a algunas cuentas a partir del pago del IFE, nosotros vamos a monitorear las acciones que el Banco Central va a ajustar con los distintos bancos. Estamos trabajando para volver a poner al organismo en el lugar que supo tener, que es un lugar de mucha empatía, de mucha cercanía con cada argentino y cada argentina y por supuesto un organismo muy inteligente que supo prestar la atención y los dispositivos necesarios para acompañar a las familias argentinas». 

Con esta medida, el gobierno invertirá unos  $960.000.000 para atender la demanda en esta emergencia hasta que se restablezca la entrega de los bolsones en los Centros de Jubilados y Pensionados e implica un 33% adicional respecto al desembolso habitual que hace el Instituto para garantizar la seguridad alimentaria de las personas afiliadas que lo necesitan. 

El Programa Alimentario brinda de manera mensual a las personas afiliadas que lo necesiten un bolsón que incluye productos secos seleccionados por nutricionistas para complementar la alimentación diaria y que, por las medidas de aislamiento, los centros de jubilados encargados de su distribución no pueden entregar en tiempo y forma. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *