Continúan privados de su libertad los detenidos en el operativo antidrogas

 

El día miércoles, los detenidos por los allanamientos llevados a cabo en nuestra ciudad, fueron trasladados a Mercedes para que presten declaración indagatoria.

En horas de la tarde, familiares se acercaron a la Sub Delegación Departamental de Investigaciones de Tráficos de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado con sede en Chivilcoy, donde se anoticiaron que los detenidos iban a ser trasladados a distintas dependencias de la provincia y solo tres quedaban en la ciudad.

Entre gritos, pedidos y reclamos, los familiares y amigos, se despidieron de los detenidos en el megaoperativo llevado a cabo fundamentalmente en Chivilcoy pero que abarcó 9 de Julio, Bragado, Gral. Rodriguez, Lobos y Moreno.

 

Luego del traslado a Mercedes, se dispuso que todos los detenidos continúen privados de su libertad y comenzó el trabajo para coordinar los traslados a las distintas dependencias.

El Comisario Marcelo Cirille relató la labor desde el inicio de la investigación y aseguró: “Estuvimos un año y medio trabajando con tareas de campo que se hacían dificultosas y con muchas horas de trabajo, mucho trabajo administrativo, se recabaron testimonios bajo reserva de identidad. Todo esto llevó a que para dar un paso más importante se nos otorguen escuchas telefónicas que desbaratamos en el día de hoy”.

 

Y continuó: “Efectuamos 51 allanamientos, 46 en el partido de Chivilcoy, el resto en Bragado 9 de Julio, Lobos, Moreno y Gral. Rodríguez, que fueron estos dos últimos los abastecedores principales. En Chivilcoy se detuvieron alrededor de 38 personas que están alojados en la Comisaría de la Policía Comunal de Chivilcoy a disposición de la justicia y que mañana tienen que declarar en fiscalía y se resolverá donde serán alojados”.

Respecto de lo secuestrado durante el operativo, informó: “Se ha logrado secuestrar una buena cantidad de droga que hoy sale de la calle, tanto marihuana como cocaína, se secuestraron armas de fuego, alrededor de 300 mil pesos”.

 



“Se unifican dos causas que estaban por separados y establecimos que existían nexos en la venta del menudeo y la sustancia de estupefaciente bajaba de la misma línea. Así llegamos a una banda que se dedicaba al menudeo y comercialización de estupefacientes logrando a establecer quién era el abastecedor, quien estaba en segunda línea y a su vez los socios. Lo que nos llamaba la atención era que la cantidad podía llegar a prestarse para quien quizás compraba, le permitiera continuar revendiendo”, sostuvo Cirille.

 

Al ser consultado sobre el procedimiento de investigación, explicó que “se inicia siempre de abajo hacia arriba, que en el caso de Chivilcoy era un vendedor que nos fue llevando a un abastecedor, que nos llevó a otro abastecedor y así llegamos a Gral. Rodríguez, Moreno y Lobos. Algunos trabajan por su parte y la gran mayoría eran socios. Estaban trayendo de a kilo, kilo y medio, lo que busca el consumidor es que sea lo más compacta posible”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *