Estás leyendo

Britos presentó un proyecto de Ley para sumar el Lenguaje de Señas Argentino a la educación primaria

Actualmente existen diferentes corrientes de opinión en cuanto a las formas en las que pueden comunicarse las personas hipoacusias, no es menos cierto que quienes recurren a esta forma de comunicación es por su grado de severidad.

El Diputado provincial por la IV Seccion electroral Fabio Britos, del Frente Renovador presento un proyecto de Ley para que a partir del próximo ciclo lectivo; en los planes de estudio de la Educación Primaria la enseñanza del Lenguaje de Señas Argentino.

Britos expresó: “Hablar de inclusión social es pensar en una sociedad para todos y por eso se debe facilitar a todos la posibilidad de comunicarse, no importa cuántos sean. Romper las barreras que separan a las personas con discapacidad auditiva es un objetivo de integración al que no podemos renunciar. Aún hoy, a pesar de los avances legislativos y los esfuerzos de numerosas organizaciones públicas y privadas existe un elevado número de personas que no están totalmente insertadas en la sociedad”

Existen diferentes estudios de diagnósticos para conocer el grado de pérdida auditiva y según el grado de la misma se establece la graduación de pérdida como:

Pérdida ligera                   de 20 a 40 dB

Pérdida media                  de 40 a 70 dB

Pérdida severa                 de 70 a 90 dB

Pérdida profunda             superior a 90 dB

De aquí aparecen las clasificaciones entre Hipoacúsicos y Sordos. Los hipoacúsicos presentan un déficit auditivo que con la ayuda de amplificadores como audífonos o implantes, entre otros recursos que la tecnología brinda, logran percibir sonidos que los acercan a las personas oyentes porque usan y deben usar esa capacidad auditiva. Ellos con una enseñanza especial y con la ayuda del lenguaje de señas argentino (L.S.A.), logran comunicarse por un lado con los oyentes y por otro con los sordos. En cambio los sordos son portadores de un daño cerebral o auditivo irreversible, que no logran percibir o discriminar el sonido y usan lectura labial y/o el lenguaje de señas argentino.

 

La sordera se clasifica en:

A- Prelocutiva: que se da antes de los 3 años de vida. Es decir la sordera se produce antes que el niño haya adquirido el habla.

B- Postlocutiva: posterior a los 3 años de vida o sea posterior a la adquisición del habla.

 

El legislador Bonaerense sostiene: “Médica y educacionalmente estos datos son determinantes a la hora de recomendar tratamientos, orientación escolar y posibilidades de inclusión social para los sujetos sordos. El esfuerzo del conjunto nos compromete a buscar entre todos algún principio de solución”.

Articulos relacionados

Dejar un comentario