Agradecimiento en medio del dolor por el fallecimiento del Dr. Pallaro

Al Hospital Municipal de Chivilcoy, a todo su personal de los tres turnos de Guardia Médica, de Clínica Médica, enfermeras, personal de limpieza, personal administrativo con mención especial a Yolanda Báez y Florencia Campos, autoridades del Hospital, Secretario de Salud Dr. José Caprara, Director Médico actual Subsecretario de la Secretaría de Salud Dr Jose Neme, Director de Defensa Civil Esteban Daniel Genaro, a los médicos tratantes Estefanía Buttafuoco, Federico Di Maria, Rocio Perez Irazusta, Fernando Palmieri y en particular Marcelo Martino que le tocó la última decisión que fue tomada con la mayor dignidad y respeto posible, Laboratorio Pierdomenico Uart, a San Nicolás y todo su personal, por haber brindado un servicio humano, y técnico, ante una situación inesperada para nosotros y desesperante, con un cuadro doloroso e irreversible!

Al Dr. Jorge Echeverria que se ofrecía sin condiciones como médico a brindar ayuda, a su mujer Chachi, al Dr. Julio Herscovich, al Dr. Fernando San Romé, a la Dra Angelica Mandalunis, Dr Gige Metetiero e hijos, al Dr Cachito Nestor Logioia que nos acompañó añorando a su colega en su último adiós y brindándose humanamente para lo que hiciera falta, a sus compañeras eternas del PAMI que tanto amaba papá, Marita y Marta Monterrios, al Círculo Médico de Chivilcoy, a Noemi Sessarego, a Luisa Tomas y familia, al Comité Radical y autoridades, a Luis María Mariano que lo añorará por siempre con todo el respeto que le tuvo y risas en esos años que compartieron en el Pami y desde chiquitos solíamos frecuentar. A Alexis Tavasci, Familia Goenaga, Paula, Florencia, Lili, Guiga Goenaga Marcos Tomas Goenaga, a mis amigas: Monica, María Inés, Silvina, Ana, Analia, Susana, Negra, Agustina, Solana, Ivana, Alejandra, Valeria, Laura…. y amigos (son muchos, y tal vez alguno me quede afuera), al padre de mi hijo y a Lorena Curioni, mis compañeros de trabajo y cuerpo directivo. A mi querido Lic. José Victor Ciapparelli

A todos ellos muchas gracias en nombre, y por el recuerdo con todo el respeto y dignidad que merece, de Rolando A. Pallaro, sus dos hijos Adrian y Clarisa Pallaro y Susana Facal Leiros que intermediaba como médica y madre de sus dos hijos.


Fue un hombre bueno, con calidad profesional y sensibilidad humana

El pasado día de Navidad, 25 de diciembre de 2021, a los 83 años, se apagó la existencia del Dr. Rolando Adolfo Pallaro, y se fue con él, un caracterizado médico local, y esencial y   fundamentalmente, un hombre noble y bueno, poseedor de una clara y profunda sensibilidad, espiritual y humana y, una demostrada calidad profesional, que supo traducir y evidenciar, a lo largo de varias décadas, mediante un serio y responsable ejercicio de su actividad, en el campo de la salud. Nacido en 1938, tras la obtención del título de médico, se consagró de una manera apasionada y entusiasta, al desenvolvimiento regular de su profesión, volcando siempre en ella, su auténtico e invariable compromiso personal, su sólida formación universitaria, sus amplios conocimientos y, sus mayores y más entrañables sueños, a través de un camino de tenacidad, renovados esfuerzos, anhelos de superación y una fiel y sostenida perseverancia. Se desempeñó como médico auditor, en los ámbitos de PAMI, y allí, por sus cualidades y virtudes morales, su corrección y su incuestionable predicamento, pronto se ganó, de un modo natural y espontáneo, el respeto, el reconocimiento y el afecto de la tercera edad, de la gente y, de todos aquellos que, frecuentaron su trato, cordial, ameno y expresivo. Falleció el Dr. Rolando Adolfo Pallaro, quien, en una jornada navideña de Chivilcoy, se fue y alejó de este mundo terreno, quizás, cobijado y envuelto, por un largo y apacible silencio; con la modestia y la humildad que, en todo momento, lo identificaron… Pero más allá, de aquella muda y callada partida, quedará en lo más hondo del corazón y las mejores emociones, su imagen de franca bonhomía, junto a su honestidad y hombría de bien, y su gesto sincero y bondadoso…Y esa imagen, como una estampa fotográfica, de colores y recuerdos eternos, adherida a las fibras y el sentimiento del alma, será una luz brillante e imborrable, que vivirá para siempre…

Procurador Carlos Armando Costanzo, fundador y director – organizador del Archivo Literario Municipal y el Salón del Periodismo Chivilcoyano.     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *