Estás leyendo

A los funcionarios: “Bañito de humildad y que dejen de buscar excusas, pidan perdón si creen que corresponde y que en vez de perder tiempo en hacer montoncitos de barro, hagan obras, y destinen el dinero de una vez por todas, en PRIORIDADES”.

 

Martin-Luther-King-no-me-preocupa

 

 

Más allá de lo que ya se conoce y se ve a través de fotos y videos y también de algunos testimonios, los últimos días fueron desoladores en todo sentido y mas aún cuando en medio de la tormenta, los argentinos elegíamos candidatos para disputar en octubre.

 

 

 

Estos días, en Biaus, pasaron cosas tan particulares que a lo único que llevan es a detenernos un minuto a reflexionar. Lo cuentan los vecinos, indignados, tristes, con la impotencia de cada lluvia.

 

 

 

La señora De Tenaglia, falleció cuando los accesos eran una trampa. Su cuerpo, fue trasladado en camioneta, seguida por un tractor por si en medio del camino se encajaba.

 

 

 

El martes, un trabajador rural, que metió su pierna en un descuido en un “chimango” (máquina para moler el cereal) y sufrió heridas graves. Raúl Estevanez, habiendo sufrido una pérdida de sangre importante, teniendo el pie muy comprometido tanto en su parte vascular como osea y cuando los profesionales no descartan la amputación del mismo, fue llevado en la camioneta del Delegado Carbone, ya que afortunadamente había quedado en Biaus, porque el domingo se había ido en camión, seguidos también por un tractor. Con la pierna en esas condiciones, fue trasladado.

 

 

 

Similar, y de solo pensarlo y ponerse en el lugar de una parturienta que las horas se le deben hacer eternas, ya que tiene fecha de parto el día 20, uno piensa, cómo puede ser que tengamos veredas millonarias, que hayamos pagado tanto por baldosas o por un diseño de una plaza que costó $5 millones. Aclaramos, solo el diseño, pagamos esa cifra. En qué estaban pensando cuando 11 concejales decidieron que era una magnífica idea tener veredas millonarios antes que darle la posibilidad a las personas que viven en éstas condiciones, de poder salir de sus casas cuando quieren y no tener que padecer cada lluvia.

 

 

A los funcionarios, a los concejales y a cada uno de los que tienen hoy el poder de solucionar las cosas, los vecinos les exigen, que “Se den el bañito de humildad y que dejen de buscar excusas, pidan perdón si creen que corresponde y que en vez de perder tiempo en hacer montoncitos de barro, hagan obras, y destinen el dinero de una vez por todas, en PRIORIDADES”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Articulos relacionados

Dejar un comentario