Estás leyendo

A horas de la sentencia, Lemos espera la libertad de su hijo y apela a que se investigue para encontrar a los verdaderos culpables del doble crimen de Moquehua‏

crimen Moque

 

 

A tan solo unas horas de conocerse el dictamen de la Justicia que investigó el doble crimen de Héctor Gaspari y su madre Esther Caminos sucedido en noviembre del 2012, La Gaceta del Oeste, entrevistó a Carlos Lemos, papá de Nicolás quien se encuentra enfrentando el juicio y en prisión desde hace tres años.

 

Héctor Gaspari y Esther Caminos fueron asesinados brutalmente en su vivienda en la localidad de Moquehua hace tres años. Esther de 83 años, con un balazo y Hector Gaspari de 51 quien presentó en su cuerpo además de herida de arma de fuego, varias puñaladas. Fueron encontrados por el hijo y hermano de las víctimas. La mesa estaba servida, se disponían a comer, cuando encontraron la muerte de una forma salvaje. El doble crimen sacudió a la localidad moquehuense y llevó a que se realicen varias marchas pidiendo justicia e investigación.

 

Luego de los alegatos, donde la fiscalía pidió prisión perpetua para Nicolás Lemos, mientras que la defensa aduce que no hay pruebas que demuestren la participación del acusado y por tal motivo pidieron la absolución, Carlos, el padre del acusado, espera confiado que la sentencia sea a favor de la libertad de su hijo, a pesar de algunas irregularidades que hubo en la causa.

 

“Los abogados que defienden a mi hijo, sostienen que el juez debería fallar a favor de Nicolás porque no hay nada mas que dos declaraciones que dicen que la ropa encontrada es de Nicolás. La ropa no es de el, la pruebas de ADN dieron negativas, la de luminol también dieron negativas y marcan a una persona que yo había señalado en ese momento y que no sé qué hizo la fiscalía al respecto. Dio parcialmente positivo, y la persona alega que se manchó cuando llegó en la mañana y los perritos lo salpicaron con sangre. Es una locura. Llamativamente este hombre vende las 30 hectáreas de campo que tenía a medias con una tía y arrenda el resto de la propiedad, lo que significa mucho dinero. Acá hubo encubrimiento y presión. Sospecho de la otra persona también, que tuvo participación en el crimen”.

 

Sobre el transcurso del juicio, Lemos cuenta “El cuarto día del juicio, declararon dos testigos encubiertos que la verdad tuve miedo porque no sabía quiénes eran ni qué iban a decir, la verdad es que uno ya esperaba cualquier cosa. Resultó ser que los testigos encubiertos eran la tía y el sobrino de la mujer de Pizzolante que declaran que estaban amenazados por el y que a las 22 horas, lo vieron pasar por el lugar. La mujer dijo que en un primer momento que en ese horario estaban haciendo un asado, es curioso, porque luego de la detención que ordenó la fiscalía en el transcurso del juicio sobre este hombre, dice en un medio de comunicación que estaba en el bingo. Es una contradicción tras otra. Tanto mi ex mujer como mi ex cuñada reconocen que el sweater es por lo menos similar al que tenía este hombre. Eso está en la casusa. Pizzolante se muda a Chivilcoy después del hecho. Yo no tengo dudas que hubo encubrimiento de parte de algunos efectivos policiales, sobre todo uno que tenía relación con una sobrina política de Esther”.

11129254_1124405410919127_1759212210862772547_n

En este sentido Lemos agrega “Yo conté hace un tiempo que este policía que se compró un Ford Mondeo que debe valer 480 mil pesos y no debe tener sueldo mas de 15 mil pesos a los que se le descuenta por alimentos. Entonces digo, que no solo no puede justificar la compra de ese auto sino que además tampoco puede pagar el seguro basándose en su sueldo, que calculo que deben ser 3 mil pesos mensuales. Cuando yo dije esto, a los pocos meses, se deshace del auto y se compra una Ranger usada. Los ojos de los fiscales es la policía y ellos se basan en la investigación que hace la policía. En estos cuatro días el único oficial de policía que declaró fue este que yo nombré y si bien no pudimos saber bien que fue que declaró, tampoco dijo nada importante. Lo que dijo es que yo lo amenazaba a el y es ridículo porque como funcionario policial que se siente amenazado, tendría que haberme denunciado y no lo hizo”.

 

 

Lemos sostiene la inocencia de su hijo desde el primer día y espera que el fallo dicte su libertad. “No hay nada en concreto para que se sentencie a mi hijo. Yo entiendo que el juez debe basarse en pruebas concretas y no las hay”.

 

Consultado por el alegato de la fiscalía que pidió prisión perpetua para el acusado, Lemos indica “Entre lo que dijo y mostró, expuso una foto de un chico que se ve en moto y usa bombacha y se sabe quien es y ella sostiene que es Nicolás. La foto se ve nítidamente que es este otro joven y no mi hijo. Hizo hincapié en la ropa que dijo que es de Nicolás, pero nada concreto. Hay sangre que no se sabe de quien es. Por lo que se desprende, no pudo haber una sola persona, tienen que haber sido entre dos y tres. Yo lo conocía a Héctor desde hace años y era una persona muy sana, acostumbrado a trabajar en el campo, con mucha fuera y de gran contextura y mi hijo es flaquito. Está comprobado que Héctor luchó con otra persona y no puede ser mi hijo, porque sabiendo cómo era Héctor a mi hijo lo ponía en una caja. Tiene que haber habido una persona con la misma fuerza que Héctor. Hubo saña con Héctor, porque tiene disparos y 15 puñaladas en el cuerpo y la mamá un solo tiro que se lo dieron a la altura de la ingle. No hay duda que Héctor luchó. Por otra parte, se alteró la escena del crimen porque se ven los platos en la mesa con chuletas con puré, hay un tercer plato en la mesada y un vaso que podía ser vino. Contacté a un fotógrafo que trabajó en el caso Pommar por ejemplo y en Jueces y Fiscales, que hizo ampliación de la fotos donde una que está sacada a las 14.34 se ven los platos que dije recién y las siguientes fotos a las 16.10, se ven los platos de la mesa pero no está mas ni el plato en la mesada ni el tercer vaso. A eso hay que sumar actas mal hechas, por ejemplo la primera, donde dice que los cuerpos estaban boca abajo y no hay una sola foto que muestre eso, tampoco dicen quien completó el acta, si están las firmas de 15 personas, pero no dicen quien la llenó”.

 

Consultado por el personal policial a cargo en ese momento, Lemos dijo que no se los llamó a declarar en el juicio y que apela al buen sentido de los jueces. “Van a tener que darle la libertad porque no hay nada en contra. Se hizo un careo que se hizo con los dos chicos que estaban en la causa y reconocieron que Nicolás estaba comiendo en mi casa. A Nicolás lo incrimina la declaración del primo e hijastro de Pizzolante y una ex novia de mi hijo que reconoció después que había mentido por despecho. A Nicolás lo involucran intencionalmente y fue la persona que fue detenida en el transcurso del juicio, no tengo dudas. Incluso la señora de Pizzolante miente sobre un bolso de Avon que le pertenece y ella dijo que nunca vendió esos productos. Lo desmiente una persona que vendía con ella y que cuenta cómo empezaron a vender juntas, que quien les ofrece vender es la madre de ésta persona, cuenta cuando recibieron ese bolso y que ahí lo conoce y comienza la relación con este hombre”.

 

En este sentido, sostiene que Pizzolante presionó para que declaren en contra de Nicolás, entre los que se encuentra el hijastro del detenido recientemente y primo de Lemos. “Yo no lo digo solo como papá de Nicolás sino por haber investigado el tema, que no puede ser que se lo condene y espero que se le dicte la libertad. De no ser así, vamos a seguir los pasos que corresponden para que se haga justicia no solo con Nicolás sino que con las víctimas también.”.

 

¿Cuántos tipos de sangre se encuentran en la escena del crimen?

 

Dos tipos de sangre que no coinciden con Nicolás. El hijo que los encuentra fallecidos, le había manifestado a una parapsicóloga que iba a matar a la madre y al hermano. El tiene manchas de sangre en la camisa del hermano que son parciales. La perito explica por qué habla de parcialidad y es que uno de los motivos del degradamiento es por lavado con algún biodetergente y ésta persona lavó las prendas esa noche y está en la causa. Hay una mancha de sangre que tiene ésta misma persona en el empeine de una de las zapatillas coincidente en un 100% con las manchas de sangre de los precintos que se encontraron a 600 metros del lugar y no se hizo hincapié en eso. Además la prueba del luminol le da positivo también en la casa. Lo que yo pregunto es, si este hombre se fue a las siete de la mañana, encontró los cuerpos pero permaneció ahí en el campo hasta las 4 de la tarde que bajaron a hacer el allanamiento en su casa y  le da positivo el luminol pero dice que desde las 7 a las 4 no fue a la casa porque se quedó en la escena del crimen, ¿cómo puede darle positivo el luminol? Yo lo voy a decir siempre que el tuvo algo que ver por todo lo que estoy explicando. Pedi que se profundice la investigación en este camino y no lo hicieron. Me han llamado de medios nacionales, en uno estuvimos explicando el tema, pero por ahora voy a esperar la sentencia del miércoles a las 14 horas. Yo espero que los jueces vean lo justo y que no trabajen presionados. Nicolás estuvo siempre detenido en Mercedes, está bien, pero está privado de su libertad”.

 

 

Lemos cuenta que Nicolás luego de escuchar los alegatos, pidió la palabra “Mi hijo dijo que es totalmente inocente, que hace tres años está pagando algo que no había hecho y que quería justicia. No solamente quería su libertad sino que se descubriera realmente a los asesinos y que cree en la justicia”.

 

Carlos Lemos sostiene desde el inicio, que en su condición de policía vio algo que no debía ver y que no se lo calló. En su momento se dijo que Lemos había visto policías mezclados con negocios de drogas. “Yo no me callé y en ese momento lo que vi. Había cierta disputa con este comisario que se fue y dije lo que vi. Lo extraño es que después de semejante denuncia que hago, nadie haya investigado nada sobre eso. Por lo menos tendría que haber salido a responder que yo estaba loco y nunca dijeron nada y el que calla otorga. Yo no mentí, yo dije la verdad y nunca se investigó. Pero fue removido del cargo. En el campo legal, luego de que salga Nicolás veremos que hacemos con todo esto que pasó. Yo no fui un policía corrupto, sino tendría causas por todos lados. Lo único que espero ahora es que se libere a mi hijo”.

Articulos relacionados

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: